La responsabilidad del fin de la tregua "corresponde única y exclusivamente a ETA". El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, quiso dejar claro que la izquierda abertzale no tiene nada que ver con el anuncio de la banda terrorista, aunque aprovechó la ocasión para culpar "del fracaso y el colapso del proceso de paz" al Gobierno de Zapatero y al PNV. En todo caso, el dirigente de Batasuna aseguró que el acuerdo en el marco del proceso "todavía es posible".

Otegi, que por la mañana estuvo visitando a De Juana Chaos, compareció junto a los también dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Marije Fullaondo y señaló que el anuncio de ETA es "una mala noticia" y aseguró que comparte "la gran preocupación" que esto genera en la ciudadanía pero proclamó que no es un día para "caer en la desesperanza".

"Evidentemente la responsabilidad de la ruptura de la tregua corresponde única y exclusivamente a ETA, porque es ETA quien lo ha decidido", afirmó el portavoz de la formación ilegalizada que en todo caso quiso puntualizar que los "responsables nítidos del fracaso y el colapso del proceso democrático con el Gobierno español y el PNV".

Otegi quiso dejar claro que una cosa son las medidas de distensión, como la tregua de ETA, "que forman parte del proceso" y otra cosa es el proceso propiamente dicho. "El parón en las actividades armadas de una determinada organización forman parte del proceso, pero no son el proceso", matizó.

"Nadie puede dar por hechas las treguas", afirmó el portavoz de Batasuna que señaló que entre las razones que han llevado a la situación actual está la "falta de valentía" del Gobierno central al que también achacó carencia de "ambición histórica y honestidad política".