Entre los 44 inmigrantes vivos que llegaron hoy en una patera al puerto de Mogán, junto a otros dos más fallecidos, hay un menor de edad, informó la Guardia Civil.

La patera en la que viajaban los 46 inmigrantes, la mayoría de ellos procedentes de Gambia según han declarado a su llegada a tierra, llegó por sus propios medios, aunque escoltada por una patrullera de la Guardia Civil, hasta el puerto de Mogán.

Minutos antes de las 17.00 horas, la barquilla fue avistada por una embarcación de pesca cuando navegaba cerca de la costa del municipio de Mogán. Tras alertar de la presencia de la barquilla al instituto armado, la patrullera ´Báltico´, que permanecía atracada en Puerto Rico, partió a su encuentro.

La embarcación del servicio marítimo de la Guardia Civil pudo comprobar así cómo llegaba la patera por sus propios medios hasta el puerto de Mogán, donde sus ocupantes, sin embargo, no desembarcaron, sino que permanecieron en su interior a poca distancia de la orilla.

Cuando la Guardia Civil realizaba en el lugar las tareas de rescate de los ocupantes de la barquilla, pudo comprobar que dos de ellos estaban muertos, agregaron las fuentes, mientras que el resto se encontraba en aparente buen estado de salud.

Una vez en tierra, los inmigrantes fueron atendidos por efectivos de Cruz Roja Española y personal sanitario en el puerto de Mogán.

Algunos de los ocupantes de la barquilla presentaban leves síntomas de deshidratación y sólo uno precisó ser atendido en el centro de salud de Arguineguín, donde se le sometió a un reconocimiento médico.

La Guardia Civil se encargó del levantamiento de los dos cadáveres que venían en la barquilla, que fueron luego trasladados hasta el depósito del Instituto Anatómico Forense de Las Palmas de Gran Canaria, donde se practicaron las autopsias para determinar las causas de las muertes y se tomaron muestras biológicas que permitan identificar los cuerpos.