Alonso respondió así en el pleno del Senado al ser preguntado por el parlamentario del PP Josep Piqué en torno a las misiones de las tropas españolas en el exterior y a la posibilidad de que regrese a España el contingente desplazado a Afganistán.

Después de indicar que el Ejecutivo no prevé ningún cambio sustancial en esas misiones, entre las que citó Afganistán o el Líbano, se comprometió a seguir desarrollando los compromisos adquiridos con la ONU, con el apoyo del Parlamento español.

En esta misma línea, aseguró que el criterio del Ejecutivo es que España no participa ni participará en ninguna operación exterior que "no esté legitimada de origen por la ONU".

Durante su turno de réplica, Piqué expresó sus dudas al respecto y reprochó al Gobierno haber utilizado la presencia militar en el exterior con cierto "maniqueísmo", al considerar que unas son "buenas" y otras "malas", según reciban el respaldo de la ONU o de la OTA, respectivamente.

Piqué alertó de la situación "cada vez más peligrosa" que se vive en Afganistán y advirtió de la "pésima" imagen que se daría ante la comunidad internacional si las tropas españolas volviesen a casa "cuando se complican las cosas".

En aras de la seguridad de los militares españoles que se encuentran en ese país, el senador del PP pidió un incremento del contingente, en tanto que sobre el Líbano solicitó a Alonso que hablara con "transparencia" a la sociedad para que conozca que la misión en ese país es "extremadamente peligrosa".

Tanto en Afganistán como en el Líbano, adujo, las misiones de las tropas españolas distan mucho de ser de pacificación o reconstrucción.

"La guerra es un mal, pero hay unas táctica peor, que es el apaciguamiento", avisó Piqué, antes de concluir su intervención citando un proverbio chino: "El árbol tiene la paz, pero el viento no se la concede. Quien se olvida de que el viento existe, puede ser arrastrado hacia el abismo".

Alonso insistió en aclarar al senador que en ambos países la misión de las tropas españolas está bajo el paraguas de la ONU, en el caso de Afganistán -donde desmintió una retirada española- con el fin de contribuir a la seguridad del país para que pueda ser factible su reconstrucción.

En el Líbano, por su parte, se trata de una misión de interposición, especificó.