ETA ha roto el alto el fuego que anunció el 22 de marzo del pasado año y considera que quedan abiertos "todos los frentes" a partir de la pasada media noche, según informó la banda en un comunicado remitido al diario Berria y Gara.

La organización terrorista afirma que "no se dan" las condiciones mínimas para abrir un proceso democrático que concluya en un acuerdo para Euskadi y renueva "la decisión de defender por las armas" a Euskalherria.

ETA critica en su comunicado las decisiones judiciales que han impedido la participación de buena parte de la izquierda abertzale en los pasados comicios del 27-M y afirma que se ha impedido la libre expresión de "miles de votos en favor de un cambio político" y de "miles de voces en favor del futuro de este pueblo".

El comunicado, que se conoció en la madrugada de ayer, está escrito totalmente en Euskera y afirma que "ETA abandona desde hoy (por ayer) a media noche en adelante la tregua que anunció el pasado 22 de marzo a través de un comunicado dirigido a Euskalherria".

En el comunicado, ETA considera que cualquier acuerdo futuro para Euskadi para por un "marco" que una al País Vasco y a Navarra y también un modelo que permita integrar a los territorios vascos en el Estado francés, para construir el denominado "zazpiak bat", los siete territorios en uno.

"Pseudosoluciones"

"Está claro que las pseudosoluciones que ha habido hasta ahora no nos llevan a ninguna parte", dice ETA, quien agrega que "el futuro está en nuestras manos y lo conseguiremos", añaden.

"El talante de Zapatero se ha convertido en fascismo que deja sin derechos a los partidos y a los ciudadanos", prosigue el comunicado, que afirma que las máscaras y los disfraces "han caído".

También critica el "hambre insaciable" de dinero de algunos dirigentes del PNV y como el "españolismo" ha continuado "alimentado el sufrimiento de este pueblo".

Para ETA "en lugar de desaparecer los ataques" contra Euskadi en las últimas etapas del alto el fuego, se estaban intensificando y haciendo "mas graves".

ETA "termina el alto el fuego permanente desde el 6 de junio a las 00.00 horas en adelante" y declara que "quedan abiertos todos los frentes en defensa de Euskalherria", señala el comunicado en su párrafo final.