Así lo confirmó a Efe el abogado defensor de Moussaten, Eduardo García Peña, que explicó que tiene intención de presentar la demanda después de que el tribunal dicte la sentencia, para ver si "hace alguna valoración acerca de cómo ha sido la instrucción" del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo y "la actuación de la Policía" en los primeros momentos de la investigación.

El letrado señaló que aún no han valorado la cuantía que solicitará como indemnización y subrayó que lo harán por los daños morales derivados de los seis meses que su cliente estuvo en prisión, así como por "la trascendencia y repercusión publica" que ha supuesto el hecho de vincularle con la masacre y para lo que "finalmente se reconoce que no hay pruebas ninguna de su relación".

Moussaten, hermano de otro de los acusados -Mohamed Moussaten- y sobrino de otro procesado, Youssef Belhadj, al que se considera uno de los ideólogos de los atentados, se enfrentaba a una petición de la Fiscalía de seis años de cárcel acusado de un delito de colaboración con organización terrorista, al estimar que prestó ayuda a su tío durante su estancia en España.

Este acusado, detenido el 1 de febrero de 2005 y puesto en libertad provisional bajo fianza el 18 de julio de ese año y que ha seguido las 45 sesiones del juicio celebradas hasta el momento fuera de la sala blindada en la que comparecen los acusados que están presos, fue absuelto el pasado lunes tras retirar todas las acusaciones la petición de pena que solicitaban para él.

Para García Peña, la retirada de la acusación de su defendido "era esperada a resultas de cómo ha ido el juicio", y añadió que "lo razonable es que ni siquiera lo hubieran acusado nunca" pero dado cómo se ha practicado la prueba del juicio y el resultado de esa práctica, "no me ha sorprendido que las acusaciones retirasen la acusación", apostilló.

Sobre la futura sentencia que debe dictar el tribunal que juzga el 11-M y que preside Javier Gómez Bermúdez, el abogado de Moussaten dijo que "con la ley en la mano a lo único que está obligado (el tribunal) es a oficializar la absolución de Brahim con arreglo al principio acusatorio" y a "dictar una sentencia absolutoria" y agregó que "no tiene por qué entrar en ninguna otra cuestión".