El ex presidente del Gobierno José María Aznar arremetió ayer en Praga contra el presidente venezolano, Hugo Chávez, y contra el líder cubano, Fidel Castro, en la inauguración de una conferencia sobre democracia y seguridad.

Aznar, cuya Fundación para el Análisis y Estudios Sociales (FAES) co-organiza el encuentro junto al Instituto de Estudios de Seguridad de Praga, presidido por Vaclav Havel, y el Centro Shalem de Jerusalén, liderado por Nathan Sharansky, aludió a esos países latinoamericanos en sus palabras de bienvenida. "Y todos nosotros debemos agradecer a quienes ponen en riesgo sus vidas en contra de regímenes intolerantes, dictadores o fanáticos: desde China a Cuba, y desde Irán a Venezuela", señaló Aznar. El político conservador abrió el encuentro, que se desarrolla en la sede del Ministerio checo de Asuntos Exteriores hasta mañana y que está orientado a "todos los que todavía creen que extender la democracia por el mundo es un deber moral y estratégico". "La libertad como conocéis bien no resulta gratis. Hay que nutrirla y defenderla", señaló.

A estas jornadas sobre la democracia, acuden expertos, activistas y disidentes de Bolivia, China, Cuba, Egipto, Irán, Irak, Corea del Norte, Arabia Saudí, Siria, Bielorrusia y los territorios palestinos.

Para hoy está prevista la asistencia del presidente de EEUU, George W. Bush, tras un tercer panel dedicado al tránsito de los regímenes totalitarios autoritarios a una democracia.