El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, afirmó ayer que la visita realizada por la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, fue "muy fructífera", a pesar de las "discrepancias" evidenciadas sobre "el "método y la manera" de abordar el futuro de Cuba. Moratinos, en declaraciones a la Cadena Ser, afirmó que Rice se marchó de Madrid "muy contenta" y con la intención de volver "rápidamente" para seguir intensificando unas relaciones que el ministro dio por normalizadas. "Ella ha constatado que España puede aportar muchísimo en la estrategia general de la política exterior norteamericana", explicó. Sobre Cuba, el titular de Exteriores reconoció las posturas discrepantes sobre cómo enfocar la transición en Cuba y la conveniencia o no de dialogar con el Gobierno castrista. Moratinos prefirió destacar los ámbitos donde existe una relación fluida entre España y EEUU, como en el caso de Afganistán. En su opinión, sobre este asunto hubo una "sintonía absoluta", si bien Rice pidió al Gobierno español "más esfuerzo" en ayudar a formar a las fuerzas militares y policiales afganas. Preguntado por la retirada de las tropas de Irak, dijo que es "una cuestión del pasado".