El Ministerio de Justicia ha invertido más de tres millones de euros en el juicio del 11-M en concepto de honorarios de abogados, procuradores y traductores, en el alquiler y obras del pabellón de la Casa de Campo en el que se celebra la vista, así como en medios técnicos y personal judicial, entre otros. En concreto, la cifra se eleva a 3.107.163,01 euros, aunque, al tratarse de un procedimiento aún abierto, no es posible ofrecer una cantidad cerrada de un coste que, según indica Justicia, es "elevado" en atención a "las especiales características" de este macro-proceso.

La principal inversión ha ido destinada a las obras de adecuación y mobiliario de la Oficina de Apoyo a las Víctimas y del pabellón de la Casa de Campo, en total 1.554.819 euros, y de esta cifra, el mayor porcentaje ha correspondido al acondicionamiento del pabellón, que ha costado 1.349.441 euros. En cuanto al coste de los abogados de oficio, procuradores e intérpretes, Justicia indica que alcanzará los 453.933 euros, ya que a los letrados está previsto que les sean abonados 420.000 euros, los honorarios de los procuradores ascienden a 25.000 y a los intérpretes se les han abonado ya 8.933 euros.