Los miembros de la dirección de Cruz Roja en Cataluña han anunciado que han presentado su dimisión en bloque y han acusado a esta entidad de ser poco democrática y de falta de transparencia en sus actuaciones.

Los dimitidos son Josep Maria García Gastón, presidente de la delegación provincial de Girona; Carmen Mata, de la de Lleida, y Miquel Fuentes, de la de Tarragona, además de tres vicepresidentes autonómicos y un vicepresidente que presidía, además, la comisión de finanzas de la entidad.

Estas dimisiones se han producido tras el cese del presidente provincial de Barcelona, Josep Marqués, que fue destituido por el presidente autonómico, Joan Badia, quien, a su vez, también fue cesado por la dirección española de Cruz Roja.

Todas estas dimisiones y ceses fueron anunciados ayer en el transcurso de una rueda de prensa convocada por el responsable de comunicación de Cruz Roja en Cataluña, Josep Maria García Gastón, el dimitido presidente provincial de Girona.

En el transcurso de la rueda de prensa no se han aclarado los motivos pero, al parecer, el origen de esta situación podría estar en una carta enviada por el presidente de Cruz Roja Barcelona a la dirección en Madrid en la que se hacían graves acusaciones contra el presidente de Cataluña, y en la que, presuntamente, criticaba duramente su capacidad gestora, según fuentes de la organización humanitaria.