La Generalitat de Cataluña aseguró ayer que la Fundación FAES, que preside el ex jefe del Gobierno José María Aznar, "miente y tergiversa" cuando alerta de que el proyecto de nuevo Estatut catalán abre la puerta a la poligamia o legaliza el "asesinato piadoso" al permitir la eutanasia.

Así reaccionó ayer la Generalitat después de que la Fundación FAES hiciera público un informe del abogado Jorge Trias Sagnier, que asegura que el Estatut "legaliza el asesinato piadoso" al permitir "aplicar la eutanasia" en algunos casos.

El informe añade que la regulación en el nuevo Estatut de "otras formas de convivencia" constituye "la puerta legal para la futura ampliación del matrimonio a uniones poligámicas como las que autoriza la religión islámica".

La consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, afirmó que "esta interpretación es errónea", ya que el artículo del Estatut que habla de la regulación de "otras formas de convivencia" se refiere "a promover la igualdad de las diferentes uniones estables de pareja con independencia de la orientación sexual de sus miembros".

El consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura, ironizó sobre el documento de FAES al señalar que "esta noche cuando llegue a casa mi compañera igual me echa como causante de un Estatuto que promueve la poligamia".

Desde las filas socialistas el secretario general del Grupo Parlamentario en el Congreso, Diego López Garrido, pidió al PP que participe en el debate sobre el Estatut de Cataluña y abandone la política de "incendiar y asustar" que representa el informe de FAES.

López Garrido opinó que este estudio forma parte de la estrategia de "infundio y mentira" puesta en marcha por el PP contra el Estatuto catalán.

En el mismo sentido se expresó el portavoz de CiU en el Parlamento catalán, Felip Puig, quien tildó de "disparate" el estudio de FAES y agregó que con estos análisis el PP ha entrado en una línea "de autodestrucción".

Desde el PP, preguntado sobre el informe de la Fundación FAES, el líder del partido, Mariano Rajoy, se limitó a manifestar que no tenía constancia de dicho estudio.