PSOE y PP manifestaron ayer su apoyo al mensaje lanzado por el Príncipe Felipe en el acto de entrega de los Premios Príncipe de Asturias en favor de la Constitución de 1978 como el marco de convivencia más adecuado para afrontar el futuro.

El secretario general del grupo socialista, Diego López Garrido, expresó la "coincidencia plena" de su partido con las palabras de Don Felipe de Borbón en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias celebrada ayer, viernes, en Oviedo.

López Garrido subrayó que el PSOE también sostiene que la Constitución es la "mayor garantía" de los ciudadanos y el marco propicio para el desarrollo de "una España plural".

El secretario general del PP, Angel Acebes, afirmó que el discurso de Don Felipe fue "muy reconfortante, muy positivo y muy oportuno".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre (PP), comentó que el Príncipe Felipe "estuvo especialmente acertado" en su referencia a la Constitución al considerar que la defensa de la legalidad vigente es algo que "corresponde a todos, empezando por la Corona".

Aguirre infirió que el heredero al Trono hizo una defensa del "espíritu de consenso" que, a su juicio, parece lejos de alcanzarse, porque exigiría un acuerdo igual o mayor al del 1978.

El mensaje de Don Felipe de Borbón fue interpretado por el líder de IU, Gaspar Llamazares, como un rechazo a quienes se oponen a la reforma del Estatuto de Cataluña, mientras que los partidos nacionalistas, salvo el BNG, declinaron hacer comentarios.

Llamazares señaló que este discurso de Don Felipe, así como los pronunciados en la misma línea por el Rey y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Félix Sanz Roldán, en las últimas semanas se corresponden con un rechazo a aquellos que "utilizan el grito y el insulto en el debate político" sobre el Estatuto de Cataluña.

El líder de IU opinó que "no existe ningún riesgo" para la Constitución por los mecanismos establecidos para su reforma, por lo que aseguró que "no hay ninguna razón para llamamientos ni para alarmas".

Críticas del BNG

El portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Rodríguez, calificó el discurso del Príncipe de Asturias de "políticamente sesgado e impropio de quien aspira a ser jefe de Estado".

A su entender, la Casa Real ha actuado "en connivencia y relación con otros poderes fácticos" para evitar que se emprendan reformas necesarias en el conjunto del Estado.

Las cuatro formaciones que aprobaron la propuesta de reforma del Estatut en el Parlamento catalán el pasado 30 de septiembre (PSC, ERC, ICV y CiU) declinaron emitir ningún juicio sobre las palabras de Don Felipe.

El PNV tampoco lo hizo alegando que sólo correspondía hablar del documento sobre la pacificación y la normalización política de Euskadi que presentó la jornada de ayer su presidente, Josu Jon Imaz, en Bilbao.