El embajador de EEUU en Madrid, Eduardo Aguirre, elogió al Gobierno por actuar en la Cumbre Iberoamericana como "un elemento de moderación" y subrayó que la orden de detención de tres militares estadounidenses por la muerte en Irak del cámara José Couso no perjudicará la relación bilateral.

Aguirre valoró el papel de España en la Cumbre Iberoamericana de Salamanca y expresó su respeto por la decisión del juez Santiago Pedraz de ordenar la busca, captura y detención, a efectos de extradición, de los tres militares estadounidenses imputados por la muerte del cámara de Telecinco José Couso en 2003.

Ante la afirmación de Pedraz sobre la "nula cooperación judicial" estadounidense para el esclarecimiento de la muerte de Couso, señaló que respeta "la opinión del juez", pero EEUU comunicó en su día a España "a través de medios diplomáticos" el resultado de la investigación abierta sobre las circunstancias de este suceso, y reiteró que su país "lamenta la pérdida de vidas en esta tragedia".

"Reconocemos la independencia del sistema judicial en España y, por tanto, nos reservamos inmiscuirnos en ese problema; entendemos que el Gobierno español, a través de las autoridades competentes, está trabajando dentro del sistema judicial y respetamos el proceso", añadió el embajador.