El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz y seis ex ediles del GIL han sido condenados a un año de prisión y ocho de inhabilitación para empleo y cargo público por autorizar una licencia de obras en zona verde en 1999.

De los seis ediles condenados junto a Muñoz, dos continúan en la corporación: Rafael González, que sigue en el actual equipo de gobierno, y Mª Luisa Alcalá, en esta legislatura en el grupo mixto en la oposición. Los otros cuatro, Mario Jiménez, Manuel Calle, Dolores Zurdo y Juan Antonio Yagüe Reyes (hermano de la actual alcaldesa) han abandonado el ayuntamiento marbellí.

Los hechos que han motivado el fallo judicial se remontan al 29 de enero de 1999, cuando la Comisión de Gobierno que presidía Muñoz como alcalde accidental autorizó una licencia de obras a la entidad Promoción de Edificaciones Industriales S.A. (Proinsa) para la construcción de 150 viviendas, garajes y locales comerciales en una parcela junto al Palacio Polivalente.