El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, ha advertido al presidente Maragall que su partido rechazará cambios en el gobierno de la Generalitat que supongan una variación del Pacto del Tinell que no esté previamente acordada y le ha aconsejado obrar con "prudencia, calma y ´seny´". Carod-Rovira ha aprovechado su intervención en el debate de política general para lanzar algunos mensajes críticos con la aplazada remodelación del gobierno catalán que proponía el presidente de la Generalitat.

Es al presidente, ha admitido, "a quien le corresponde realizar cambios en el tripartito, unos cambios que son normales en todo gobierno democrático" y que "en Europa suelen hacerse como media cada 18 meses en los gobiernos de coalición".

"En un gobierno de estas características, sin embargo ha añadido, unos y otros, presidente y consellers, lo son en función de unos pactos que se tienen que respetar y de unos espacios de responsabilidad negociados que no han caducado, por lo que cualquier modificación tiene que ser pactada".

"Desde ERC aseguramos la mayoría que sustenta al gobierno y la renovamos" pero, en relación con la posible sustitución de consellers republicanos, se ha mostrado contrario. "Todos y cada uno de los consellers propuestos por ERC cuentan con mi apoyo y el reconocimiento por la buena labor realizada", y "nosotros ya hemos cambiado dos miembros del gobierno, por lo que somos los únicos que ya hemos cumplido. Somos, de siempre, de ideas avanzadas". Según el líder, su partido ya ha hecho sacrificios, porque hacer cambios de consellers representa algo difícil.