España y Francia han establecido un programa de trabajo sobre las conexiones entre ambos países a través de los Pirineos, con un calendario concreto de ejecución que prevé, para el año 2009, la entrada en funcionamiento de la conexión ferroviaria de alta velocidad entre Figueres (Girona) y Perpinyá. Además, en la cumbre hispano-francesa también se han cerrado acuerdos en materia de cooperación sanitaria, como la inauguración de un hospital en Puigcerdá, a un kilómetro de la frontera francesa, con vocación transfronteriza y que dará servicio a residentes de ambos países.

El plan de trabajo prevé la puesta en marcha para el año 2009 de la conexión ferroviaria de alta velocidad entre Figueres y Perpinyá tramo para cuya ejecución se solicitará un aumento del porcentaje -hasta el 20%- de las ayudas comunitarias. Las autoridades españolas se comprometen a poner en operación el tramo Barcelona-Figueres en el 2009, fecha en la que se prevé que ya esté en explotación el conjunto de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-Figueres.

También se ha abordado el enlace entre Vitoria y Dax. En la conexión Vitoria-Frontera francesa se prevé finalizar los proyectos del tramo Vitoria-Mondragón en el 2006 y, un año después, los proyectos del tramo Mondragón-Irún.