Francia no participaría en un hipotético proceso de diálogo entre España y ETA. Así lo dijo el primer ministro francés, Dominique de Villepin, tras publicarse que la dirección etarra habría remitido una carta al ministro del Interior galo, Nicolas Sarkozy, para pedirle que su país no se quede al margen de este proceso. De Villepin no confirmó la existencia de la carta y recordó que su país no va a "interceder" en asuntos internos de otro país.