Casi 2.800 efectivos de las fuerzas de seguridad, con la colaboración de aviones y helicópteros de las Fuerzas Armadas y aviones de la OTAN, velarán por la seguridad de la XV Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Salamanca mañana y el viernes.

La mayoría de los efectivos que participarán en el despliegue corresponden al Cuerpo Nacional de Policía (unos 1.500), seguidos de los más de quinientos guardias civiles y 220 policías municipales, que se sumarán al mismo.

Los miembros de las fuerzas de seguridad que han sido movilizados para garantizar la seguridad de la XV Cumbre Iberoamericana pertenecen a diversas unidades, entre ellas los equipos NRBQ (especializados en amenazas nucleares, radiológicas, biológicas y químicas), efectivos de los TEDAX (desactivación de explosivos), agentes encargados de controlar el subsuelo de la ciudad y guías caninos, entre otras.

De la vigilancia policial no se escaparán tampoco las aguas del río Tormes, cuyo cauce estará controlado y supervisado en todo momento por unidades anfibias.

Por otra parte, los presidentes de Venezuela y Cuba, Hugo Chávez y Fidel Castro, se reunirán el sábado en Salamanca.