El presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, aseguró que algunos aspectos del contenido del proyecto del nuevo Estatut, como la financiación, resultan "éticamente reprobables". Tras destacar que financiación autonómica y solidaridad "no tienen nada que ver" en el actual sistema, consideró que en torno a este asunto "se están mezclando los debates" mientras "queda una filosofía éticamente insostenible que comprendo la diga un nacionalista, pero me cuesta trabajo creer que la diga un socialista". El presidente extremeño explicó, en este sentido, que según el actual sistema, procura solucionar con el jefe del Gobierno los problemas de financiación que pueda tener en Extremadura para que él "reequilibre", pero, matizó, "si el Estatut estuviera aprobado, no estaría aquí -en La Moncloa-, sino en la Generalitat, para que allí me digan cuánto van a dar a Extremadura". "Eso es ofensivo", dijo. Acusó al PP de "utilizar" a los presidentes regionales socialistas y de que "no le preocupa la ruptura de España, sino si el PSOE se rompe" para "sacar tajada de este asunto".