El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez, dijo ayer que "ya sólo el preámbulo" del proyecto del nuevo Estatuto de Cataluña le "produce urticaria", porque, añadió, "supone un desconocimiento absoluto de lo que es la realidad de España".

Vázquez, en declaraciones a los medios tras firmar un protocolo con el ministro de Defensa, José Bono, reconoció que "lo único" que había leído hasta ahora de dicho texto es el propio preámbulo y, en este sentido, aseguró: "Me ha impactado de tal manera que he parado de leer".

Asimismo el alcalde de La Coruña afirmó que no quería participar en "este gran barullo" y abogó por "desdramatizar el debate" sobre este Estatut, ya que consideró que es "uno más" de las 17 regiones que hay en España.

Zapatero pide tranquilidad

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, destacó ante la Comisión Ejecutiva Federal del partido, sobre el Proyecto de Reforma del Estatut de Autonomía de Cataluña, que "no es tiempo de mirar al pasado" ni de ver "si el trámite tenía que haber sido de una u otra forma", en un mensaje dirigido al PSC. El presidente reclamó tranquilidad y apeló a que el PSOE centre ahora su trabajo en hacer constitucional el proyecto de reforma del texto catalán.

En la rueda de prensa que siguió a la reunión, Blanco apuntó, sobre la intervención del líder socialista, que la tarea que el PSOE tenía ahora por delante era, una vez que el Estatut está en la Cortes Generales, alcanzar acuerdos y gestionarlo porque de ello dependería la aprobación del Estatut y que Cataluña y los "intereses de España" saliesen fortalecidos.