El objetivo del viaje del ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, el lunes a Marruecos, es mejorar la cooperación sobre inmigración y acelerar la solución a los problemas de Ceuta y Melilla, según informó la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Según avanzaron fuentes de Asuntos Exteriores, Moratinos se trasladará a Marruecos el lunes por la tarde, para regresar el martes, y se reunirá con su homólogo, Mohamed Benaissa, para avanzar en el nuevo convenio de cooperación.

Sobre las garantías que ofrece Marruecos en el respeto a los inmigrantes, Fernández de la Vega señaló que el país vecino "está colaborando y estamos trabajando conjuntamente; la visita de Moratinos se enmarca en el ámbito de las buenas relaciones de cooperación y trabajo conjuntos".

De la Vega dijo que a los inmigrantes que intentan entrar se les aplica el principio de legalidad y el trato humanitario, "ni juicio justo, ni abandono", y agregó que Marruecos tiene sus protocolos de respeto a los derechos humanos que controlan las ONG. En cuanto a como se harán las repatriaciones, la vicepresidenta explicó que las de carácter masivotendrán un carácter extraordinario, ante circunstancias que son extraordinarias. En una situación de normalidad la repatriación se hará con los inmigrantes con los que se compruebe la entrada por Marruecos y se tenga conozca su país de origen.