El lehendakari, Juan José Ibarretxe, mostró ayer en la Cadena Ser su deseo de que para 2007 se haya conseguido ya la paz, "con ETA fuera de nuestras vidas", Batasuna autorizada para presentarse a las elecciones como fuerza política legal y que la consulta con la que desea culminar su proyecto soberanista esté ya convocada.

Ibarretxe, al hilo del debate sobre el Estatuto catalán, aseguró que "mucha gente sabe ya" que España sólo puede seguir adelante como proyecto común si así lo deciden las regiones y naciones que la componen. Para conseguirlo, consideró que Batasuna debe condenar la violencia de ETA, pero también que debe revocarse la ilegalización de la formación abertzale.