El Consejo de Ministros aprobó ayer un decreto por el que se concede una ayuda de carácter excepcional de tres millones de euros para Ceuta y Melilla.

El decreto, contempla una ayuda de un millón y medio de euros para Melilla y otro tanto para Ceuta, y su objetivo es la puesta en marcha de programas de integración social de inmigrantes y mantenimiento de servicios públicos básicos para este colectivo.

Ante la situación creada en las últimas semanas en ambas ciudades con la llegada masiva de inmigrantes, el Gobierno ha adoptado medidas especiales no sólo para restablecer la normalidad en las fronteras, sino también para proporcionar asistencia a los que han accedido al territorio español.

El Gobierno de Ceuta calificó ayer como "buenas" las ayudas excepcionales aprobadas por el Consejo de Ministros, pero demandó que las mismas sean "permanentes" debido al fenómeno migratorio que afecta a la ciudad autónoma