Los tres supuestos etarras detenidos el lunes en el centro de Francia, entre ellos el presunto "número dos" del aparato militar y jefe de los comandos de la banda terrorista, Harriet Aguirre García, fueron trasladados anoche a París.

Acompañados por agentes de la División Nacional Antiterrorista (DNAT), Aguirre, de 26 años, Idoia Mendizábal, de 28, y Alberto Garmendia, de 26, despegaron ayer en un avión de Aurillac (centro de Francia) con rumbo a la capital francesa, indicaron fuentes próximas a la investigación.

Los detenidos quedaron bajo custodia policial en la sede parisiense de la DNAT hasta su puesta a disposición judicial, en un máximo de 96 horas después del arresto, con vista a su procesamiento por asociación de malhechores con fines terroristas y otros delitos, así como las posteriores órdenes de ingreso en prisión. Los tres estuvieron presentes en el registro de la vivienda, como dicta la ley.