El ex ministro de Interior Ángel Acebes pidió ayer que se investigue "el alcance real de la sombra de ETA que aún planea" sobre el 11-M y situó la pista islamista durante la investigación de la masacre en la tarde del día 13, cuando se produjeron las primeras detenciones.

Esta última apreciación se contradice, según expusieron los diferentes portavoces parlamentarios, con las versiones que miembros de la cúpula policial ofrecieron días pasados en sus intervenciones ante la comisión parlamentaria del 11-M, en la que sostuvieron que situaron los primeros indicios de la vía islamista en el mediodía del sábado 13.

En una extensa comparecencia, en la que se produjo un tenso debate entre Acebes y los portavoces de los grupos, el compareciente quiso dejar claro en todo momento que "nunca mintió" durante ese día y posteriores y que fueron otros los que sembraron la "infamia" en una "estrategia electoral contra el reloj".

Durante su intervención, el ex ministro exigió que se investigue quién filtró a determinados medios de comunicación las "intoxicaciones" y falsedades" sobre el desarrollo de las investigaciones y que, a su juicio, fueron utilizadas para tratar de "desacreditar" al Gobierno del PP entre los días 11 y 14 de marzo.

Sostuvo Acebes que la fecha del 11-M fue elegida por los terroristas para conseguir consecuencias políticas que "se lograron", y aseveró que la masacre "llevó a derribar a un Gobierno", a la vez que denunció que habían sido responsables públicos y políticos quienes convocaron a los ciudadanos a manifestarse ante las sedes del PP en la jornada de reflexión.

"No encajan las piezas"

Respecto a la autoría de la masacre, el ex ministro instó a seguir investigando "todo" porque "no encajan las piezas", por lo que consideró necesario indagar otras "conexiones, dirección, colaboración e inspiraciones que necesariamente tuvieron que existir" en los atentados.

"Ahora pregunto yo, junto a millones de españoles: ¿Quién ha sido?", porque "no encaja que unos delincuentes comunes, en poco tiempo, se conviertan en terroristas sin conexión alguna con Al Qaeda. No encaja que en esas condiciones sean capaces de diseñar y ejecutar el mayor atentado de la historia de Europa y que llevó a derribar un Gobierno", apostilló.

Por ello, entendió que se deben afrontar otras investigaciones para saber quién decidió la fecha y determinó "incidir tan brutalmente" en las elecciones, quién diseñó el atentado, quién programó "al detalle la sucesión precisa de los acontecimientos en aquellas horas".

Es necesario saber también "quién planificó la secuencia de las pistas, en especial el día y hora de la reivindicación del atentado en la tarde de la jornada de reflexión", los "vínculos y colaboraciones externas de los ejecutores materiales" y "el alcance real de la sombra de ETA que aún planea sobre aquellas horas".

"Saber el exacto papel que representó cada quién, sea éste confidente policial, manifestante ante la sede del PP o agitador deseoso de réditos políticos derivados de la situación de incertidumbre existente sobre la autoría del atentado", subrayó Acebes.

"Mal hará cualquier ministro del Interior -manifestó- en desestimar una investigación profunda sobre todos y cada uno de los elementos de confusión que tanto están inquietando a la opinión pública, incluido el que se refiere a la posible conexión entre terrorismos".

Respecto a las acusaciones de que el Ejecutivo mintió, insistió en que nada avala la "calumnia" de que hubo ocultación o manipulación.