El Rey pidió ayer "unidad y solidaridad" para acabar con los "abominables propósitos" del terrorismo, dijo que España tiene contraída "una deuda permanente" con todas las víctimas y apeló a esa unidad y esa solidaridad "para perseguir y castigar a sus culpables y terminar con sus redes mafiosas".

Solidaridad y unidad necesarias también, según el Rey, "para restañar sus heridas y para atender, con la mayor entrega, a sus víctimas y familiares".

Fueron palabras pronunciadas en el acto que los Reyes presidieron en la mañana de ayer en el Palacio de El Pardo, cuando se cumplen más de cuatro meses de los brutales atentados del 11 de marzo en Madrid, y en el que el Rey entregó 151 Medallas de Oro al Mérito en el Trabajo a familiares de las víctimas de la masacre.

Emoción y solemnidad

Fue un acto emocionante y solemne, en el que se lloró con serenidad, un acto en el que el silencio fue roto por la lectura de los nombres de las víctimas. Un emotivo homenaje en el que las lágrimas se hicieron presentes, una vez más, en los ojos de la Reina.

Junto a los Reyes estuvieron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera.

El pasado 21 de mayo, a propuesta de Caldera, el Consejo de Ministros concedía esta medalla, en su máxima categoría de Oro, a las 191 víctimas de los atentados "como reconocimiento a sus vidas de trabajo que fueron truncadas" el 11 de marzo. Un gesto con el que España "les quiere dar una prueba más de su amor y reconocimiento", pero que "no agota nuestras obligaciones" para con ellos, según el Rey.

Los familiares recogieron de manos del Rey las medallas. Había ciudadanos españoles y de los otros catorce países de los que procedían las víctimas de la masacre.

En este orden de cosas, el Ministerio del Interior ya ha aprobado 42.170.000 euros en ayudas e indemnizaciones a las víctimas del 11-M y casi cinco meses después de los atentados está resuelta la práctica totalidad de los expedientes por fallecimiento. De los 192 fallecidos, incluido el GEO fallecido en Leganés, por aplicación del régimen ordinario se han resuelto ya 186 y otros seis se encuentran en fase de instrucción.

--

el dato

Los afectados denuncian la poca sensibilidad de Aguirre

La asociación de víctimas del 11-M acusó a la presidenta madrileña de "falta de sensibilidad absoluta" y de haberse desatendido de los afectados y retirarles el apoyo "extraordinario" que había comprometido. La presidenta de la Asociación 11-M Afectados de Terrorismo, Clara Escribano, se refería así al encuentro mantenido con Esperanza Aguirre el pasado día 21, en el que se sintió "como si hubiese estallado una bomba otra vez", dijo. Según explicó, a las demandas planteadas por este colectivo, en concreto las referidas a ayudas educativas especiales, "nos dijo que con las indemnizaciones que íbamos a cobrar podíamos pagar los estudios a nuestros hijos".