El nuevo presidente del Parlamento Europeo, el socialista Josep Borrell, afirmó ayer que "los españoles no debemos tener una mentalidad de país asistido" en la negociación del nuevo marco financiero de la Unión Europea (UE) e indicó que las ayudas comunitarias "sirven para poder dejar de necesitarlas, lo contrario es instalarse en la sopa boba". Borrell señaló que "Europa no es sólo un lugar donde se va a recibir subvenciones. En su opinión, "sin la ampliación España hubiese perdido parte de los fondos por su propio desarrollo".

En cuanto al reconocimiento del catalán en la UE, señaló que Zapatero "ha conseguido avances".