El presidente del Senado, Javier Rojo, aseguró ayer que la sociedad española "tiene hecha su propia opinión" acerca de la concesión de la medalla de oro del Congreso de EE UU a José María Aznar, y emplazó a los ciudadanos a que "saquen sus propias conclusiones" sobre este asunto.

Rojo se expresó así antes de clausurar el curso El papel de los organismos reguladores en las sociedades avanzadas en El Escorial, al ser preguntado por el contrato firmado por el anterior Gobierno con el despacho de intereses Piper Rudnick.

El presidente del Senado recalcó que no va a "entrar en ese debate" ya que, cuando hay "información" y "transparencia", los ciudadanos "saben perfectamente lo que tienen que hacer" y "la sociedad española tiene hecha su propia opinión".

"Estamos en estos momentos en una política en los términos que conoce perfectamente todo el mundo, y yo respeto esta opinión que ya está hecha en la inteligencia que tiene el pueblo español", aseveró.

Al hilo de ello, consideró que el Ejecutivo español está haciendo "que nos serenemos todos un poco más, que estemos más tranquilos y que nos respetemos, que es lo que hace falta".