El presidente del PSC y de la Generalitat, Pasqual Maragall, aseguró ayer que el catalanismo que defienden los socialistas catalanes "es más efectivo que el nacionalismo", que, ha denunciado, "se lo come todo, destruye el perfil de los grupos, de las personas y de los pueblos".

Maragall hizo estas afirmaciones durante su intervención para inaugurar el décimo congreso del PSC, que se celebra desde ayer y hasta mañana en el Palau de Congresos de Barcelona, en una reflexión sobre la necesidad de dotar de mayor contenido social al proyecto político, en lo que define como "auténtico patriotismo".

Durante el primer día de congreso se aprobó por unanimidad la gestión del secretario general del PSC, José Montilla

De esta manera, la militancia socialista ha dado su total respaldo a la gestión de Montilla y de la ejecutiva saliente, y sólo se ha producido un voto contrario en la votación del apartado que evaluaba la gestión de la comisión de garantías del partido.

Grupo parlamentario

El fin de semana también servirá para presentar varias enmiendas a la ponencia marco del X Congreso que celebra el PSC. Éstas hacen referencia a la posibilidad de que los socialistas catalanes tengan grupo parlamentario propio en el Congreso, aunque se plantea con diferentes grados de exigencia.

En un tono de declaración de principios, Pascual Maragall explicó que "la nación ya no es lo que era", puesto que se ha convertido en "un lugar más de destino que de origen".