El Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto de ley orgánica por la que se reforma el Consejo de Estado, máximo órgano consultivo del Gobierno que contará con una Comisión de Estudios y al que se incorporarán los ex presidentes del Ejecutivo con carácter vitalicio.

El objetivo de este Proyecto de Ley, que contiene algunas modificaciones técnicas sugeridas por el propio Consejo de Estado, es fortalecer esta institución al encomendarle nuevas tareas sin desbordar el ámbito propio de sus funciones.

Así lo explica la referencia del Consejo de Ministros, que añade que, de esta forma, el Gobierno podrá recabar de este alto cuerpo estudios previos ante reformas constitucionales o legislativas de especial trascendencia, como es el caso de la reforma constitucional limitada a cuatro puntos que se pretende llevar a cabo en la presente legislatura.

Además, el proyecto de ley crea un nuevo órgano de funcionamiento interno del Consejo, la Comisión de Estudios, que se encargará de elaborar los informes y memorias solicitados por el Gobierno, así como de preparar los estudios y propuestas previas.