José María Aznar mostró ayer su desprecio hacia las informaciones que apuntan al pago de dos millones de dólares al bufete Pipper Rudnick para que el ex presidente del Gobierno consiguiera la medalla de oro del Congreso norteamericano. A su juicio, se trata de una maniobra para desviar la atención de las revelaciones de la comisión sobre los atentados del 11-M, que evidenciarían que su Gobierno no mintió.

"No tengo nada que negar ni nada que afirmar", dijo Aznar desde Ciudad de México, donde continúa la promoción de su libro. Lo único que precisó sobre la utilización de fondos públicos para lograr la medalla de oro del Congreso de Estados Unidos es que "algunas insinuaciones que se hacen al respecto" sólo le merecen "desprecio".

Aznar cree que estas informaciones pretenden desviar la atención sobre lo que está sucediendo en la comisión de investigación sobre el 11-M. "Quiero decir que cuando se intenta demostrar que un Gobierno no ha dicho la verdad, y el Gobierno la ha dicho y eso queda acreditado ante una comisión parlamentaria, se pueden intentar muchas cosas para desviar la atención, e incluso intentar manchar la honorabilidad de las personas, pero yo no voy a entrar en estas cosas", dijo.

Zaplana

El portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, rechazó ayer la acusación de que el anterior gobierno sufragara un contrato para conseguir la Medalla de Oro del Congreso de Estados Unidos y afirmó que éste tiene como fin "defender los intereses de España". Zaplana explicó que este tipo de contratos es "habitual" y que es similar al que tienen comunidades autónomas y ayuntamientos para realizar "gestiones que se hacen a través de despachos o de lobbies"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, por su parte, aseguró que le parecen "impresentables algunos de los titulares de los periódicos", en relación al caso del lobby y recuerda que Julio Feo hizo lo mismo en 1983 cuando Felipe González fue a entrevistarse con Ronald Reagan.

--

el dato

Palacio admite el pago de la minuta por la medalla

Ana Palacio, ex ministra de Asuntos Exteriores, admitió que el contrato con el bufete Piper Rudnick contiene una minuta de actividades del pasado mes de enero que contiene las gestiones que facilitaran la concesión de la medalla de oro del Congreso norteamericano a José María Aznar. Palacio cree que este galardón forma parte de los "intereses españoles".

"Es verdad que hay una minuta de actividades de ese mes de enero, yo recuerdo que en el mes de enero va José María Aznar a Estados Unidos, en el que este lobby habla de haber hecho unas llamadas a congresistas para apoyar esa iniciativa", explicó Palacio.

La medalla, según su criterio, forma parte de "ese amplísimo objeto de lo que es el apoyo a lo que pueden ser intereses españoles".