José F. C., alias 'El Chunguito', acusado de violar a más de veinte jóvenes mientras los filmaba con cámaras de vídeo, reconoció en su declaración judicial que había abusado sexualmente de una decena de menores en su domicilio de Palma. El hombre también admitió haber sedado a sus víctimas con pastillas para dormir y haber grabado diversas secuencias con su cámara de vídeo.

Algunos de los perjudicados, adolescentes de unos 13 años, comparecieron ayer por la mañana en los juzgados de Ciutat donde prestaron declaración ante el juez que instruye la causa. Los menores ratificaron su versión e inculparon al 'Chunguito' como el autor de todo tipo de tocamientos íntimos y vejaciones. Según fuentes policiales, el encausado recogía a muchachos que se habían fugado de sus hogares o de centros de menores, la mayoría relacionados con la delincuencia juvenil, y los acogía en su vivienda, ubicada en el barrio de Son Gotleu. Allí, supuestamente los sedaba y filmaba mientras abusaba de ellos.

Ocho o nueve menores

El presunto pedófilo manifestó que abusó sexualmente de ocho o nueve menores y no de veinte o treinta como la Policía le acusaba desde un principio. En este sentido, el imputado negó haber violado a otros jóvenes mayores de edad, con los que habría mantenido relaciones consentidas, según su versión.

'El Chunguito' explicó que recurría a muchachos que se dedican a la prostitución masculina y que frecuentan la plaza del Tubo de Palma. Otras zonas en las que captaba a los chicos eran Son Gotleu o La Soledad, según su versión.

Algunas de estas víctimas actualmente cumplen condena en la prisión de Palma por varios delitos, por lo que la fiscalía solicitó que se aplicaran las medidas de protección pertinentes para no poner en peligro la seguridad del acusado. Así, el hombre, de 39 años de edad, se encuentra interno en uno de los módulos de aislamiento del centro penitenciario.

La Policía, tras practicar un registro en su casa, intervino 35 discos compactos con 50 horas de grabación. El presunto pederasta también admitió que grababa a los menores en vídeo y aclaró que hacía montajes con imágenes pornográficas repetidas. Al parecer, mezclaba diversas secuencias en las que aparecían las víctimas, según fuentes policiales. Otro de los extremos que fue ratificado por el propio encausado son las pastillas con las que presuntamente sedaba a los chicos. El hombre se refirió a comprimidos como 'Dormidina'.

--

LOS DATOS

Admite los abusos

'El Chunguito', acusado de violar a más de veinte jóvenes en su casa de Palma, reconoció haber abusado de ocho o nueve menores a los que previamente sedaba con pastillas para dormir.

declaran las víctimas

Algunas de sus víctimas, adolescentes, declararon ayer en el juzgado de Palma e inculparon al hombre.