El ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el mallorquín Jorge Dezcallar, reconoció ayer que este organismo no recibió información de carácter formal sobre el 11-M hasta una reunión mantenida el día 16 de marzo y aseguró que le hubiera gustado poder "contribuir más" a la investigación.

Durante su comparecencia ante la comisión que investiga el 11-M Dezcallar llegó a decir que el CNI estuvo "un poco fuera de juego" en relación con esa investigación de los atentados, si bien posteriormente ante las preguntas de los diputados pidió que dieran por retirada esa expresión "poco afortunada" y que se quedaran con que "no hubo participación institucional".

El ex director del CNI detalló que los servicios secretos no participaron en el trabajo de campo y que en esos cinco primeros días no participó de ninguna reunión hasta el día 16, cuando fue convocado por el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, y que hasta ese día no se recibió un flujo de información formal.

Sin embargo, durante esos días sí conversó telefónicamente con el propio Aznar y con el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Astarloa, quien le fue transmitiendo datos.

En su primera conversación con Aznar, el mismo día de los atentados, Dezcallar le comunicó que la autoría más plausible era de ETA, mientras que el día siguiente le dijo que no tenía nada nuevo que aportar y que la respuesta debían darla las fuerzas de seguridad, porque en ese momento él "estaba fuera de juego".

Dezcallar reconoció que los días posteriores a los atentados "echó un poco de menos" no poder contribuir más en alguna línea de investigación.

En este sentido, abogó por una mayor coordinación entre los diferentes servicios de seguridad, que es "lo más difícil de conseguir".

En su comparecencia, el ex responsable del CNI indicó que en un primer momento este organismo atribuyó la matanza a ETA, aunque esta pista fue "debilitándose" a medida que aparecían otros indicios y, de forma definitiva, cuando se encontró en un papelera la cinta de vídeo reivindicativa de la masacre, en la tarde del 13 de marzo. Dezcallar reconoció que se enteró del hallazgo de la furgoneta de Alcalá por la televisión

También dijo que el ex secretario de Estado de Comunicación, Alfredo Timermans, le pidió el 13 por la tarde que hiciera "una matización" de la noticia difundida por la Cadena Ser sobre el abandono de la línea de investigación de ETA en un 99 por ciento de posibilidades. El mallorquín negó haber realizado espionajes a políticos como Carod o Felipe González.

--

COMPARECENCIAS

Jorge dezcallar

Ex director del CNI

Jorge Dezcallar afirmó que el CNI estuvo "en fuera de juego" hasta el día 16 de marzo, cuando mantuvo una reunión con José María Aznar.

Reconoce que ha petición del ex secretario de Comunicación Timmermans, matizó el descarte casi total de ETA el día 13 por la tarde, a pesar de que en ese instante se producían las primeras detenciones de personas de origen árabe.

Señala que se enteró de la existencia de la furgoneta de Alcalá por televisión.

La "guinda" para descartar a ETA fue el video de Al Qaeda.

ALBERTO SAIZ

Director del CNI

Saiz afirma que ha recordado sus obligaciones a Aznar y le ha pedido por escrito que si tiene documentos del CNI, los devuelva

Sostiene que "la función principal del CNI es elaborar información para dársela al presidente del Gobierno y al Ejecutivo para la toma de decisiones".

Se remite a la legislación sobre documentos secretos para no desvelar si hubo escuchas a Carod-Rovira o Arnaldo Otegui.

También defiende que a la comisión del 11-M "llegaron todos" los informes que permite la ley.