El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Saiz, se ha dirigido al ex presidente del Gobierno José María Aznar para "recordarle sus obligaciones" respecto a la información clasificada y pedirle que, si dispone de documentos, "los devuelva al centro".

Saiz explicó que ha enviado este "requerimiento" al ex presidente del Gobierno, que confió en que le llegue hoy (por ayer), para "comprobar y confirmar" sus afirmaciones en una radio colombiana sobre su conocimiento de información secreta.

El director del CNI hizo este anuncio en su comparecencia ante la comisión del 11-M, en la que afirmó que "los documentos ya no son propiedad de una persona que ya no es presidente".

"A mi juicio, la función del CNI es elaborar información para ofrecérsela al presidente y a su Gobierno para la toma de decisiones y el señor Aznar ya no es presidente del Gobierno y ya no está en la situación de tomar decisiones de Estado", dijo Saiz.

Cuando el diputado de CiU Jordi Jané le preguntó sobre el procedimiento para garantizar el secreto de la información, Alberto Saiz informó de su escrito a Aznar y lo justificó por el artículo de la Ley del CNI que obliga a los responsables del centro y a sus miembros a "velar por el cumplimiento de la normativa relativa a la protección de la información clasificada".

Insistió en que la persona que recibe la información del centro en función de su cargo es responsable de custodiarla y tiene unas obligaciones que debe cumplir como que "en ningún caso la puede reproducir ni desvelar".

Por otro lado, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, envió ayer una carta a la comisión en la que pide "disculpas" por la forma en que tuvo lugar su comparecencia el jueves, en la que reveló que no supo hasta ese día sobre la furgoneta de Alcalá.