El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó ayer que el proyecto socialista está tomando velocidad al cumplirse tres meses de su Ejecutivo e instó al PP a que termine su "digestión lenta y pesada" de la derrota electoral y empiece a situarse en su papel de oposición.

Rodríguez Zapatero hizo estas consideraciones en su intervención en el acto de clausura del X Congreso de los socialistas madrileños y en la que repasó las decisiones adoptadas por su Gabinete que tienen como sustento la "pasión por la igualdad" y la verdad y buscar un "Gobierno de los ciudadanos".

Antes de hacer balance de su gestión, señaló que no tenía intención de hacer lo mismo con la actuación de la oposición porque no sería fácil "a tenor -dijo- de la cascada de propuestas que Aznar y Rajoy hacen cada día".

Sin embargo, sí señaló que quería decir "con el mejor tono, sentido democrático y talante" que está dispuesto a hacer el máximo esfuerzo para que el PP ponga fin a "esa digestión lenta y pesada de la derrota electoral y empiece a situarse donde está, que es en la oposición y que representa un papel muy noble para este país".

Zapatero apostó por un "rumbo a la renovación democrática" que cuente con la participación de los ciudadanos y, en ese contexto, se refirió a la "facilidad enorme" de Mariano Rajoy para pedir continuos debates cuando tuvo oportunidad de hacerlo durante la campaña electoral y se negó.

No obstante, precisó que no actuará de la misma forma que el PP y reiteró su disposición a mantener "todos los debates democráticos que este país necesite", algo que considera que ha logrado la democracia gracias al voto de los ciudadanos el pasado 14 de marzo.

--

El dato

Rubalcaba: "Aznar es el archivero del CNI"

El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó ayer que algunas de las cosas han quedado solucionadas durante la Comisión es el "nuevo puesto de trabajo para Aznar de archivero en el Centro Nacional de Inteligencia".