aEl PP está dispuesto a llevar al Parlamento Europeo una propuesta para que las elecciones se suspendan ante atentados como el que vivió Madrid el pasado 11 de marzo. Así lo dijo ayer Jaime Mayor Oreja, vicesecretario general del PP y europarlamentario, en los Cursos de Verano de El Escorial. El dirigente popular aseguró que es una propuesta "sanísima" que evitará que se produzca de nuevo, tanto en España como en la Unión Europea, una "catástrofe democrática" como la que, a su juicio, se vivió tras la masacre de Madrid.

Mayor Oreja considera "necesario llegar a un acuerdo de todos los partidos políticos" para que cualquier convocatoria electoral pueda ser aplazada en caso de que se reproduzca un atentado de la magnitud del 11-M en fechas cercanas a la cita con las urnas. El dirigente popular reconoció que sería difícil determinar en la práctica con qué acciones se podría proceder a la suspensión de elecciones, pero aseguró que el PP llevará este asunto ante el Parlamento Europeo.

Ante las numerosas manifestaciones en la jornada de reflexión, su derrota el 14-M y de la victoria del PSOE a los atentados del 11-M, la pregunta era obvia: ¿Se tenía que haber aplicado este medida en las pasadas elecciones generales? Mayor Oreja no quiso responder, aludiendo que sería hablar de política ficción, pero sí dejó claro que los terroristas consiguieron alterar el resultado de las elecciones provocando "una catástrofe y un disparate democrático"

En este sentido, matizó que hubiera tenido el mismo calado si el 11-M lo hubiera cometido ETA y el PP hubiera sido el partido beneficiado. "Hay que hacer lo indecible para que una situación de estas características no se repita ni en España ni en la UE", dijo Mayor Oreja para respaldar su propuesta.

La propuesta de Mayor Oreja contó con un buen número de rechazos, entre ellos el de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que señaló que "a primera vista" las declaraciones del ex ministro del Interior "no parecen que sean las más felices".

IU: "descabellada propuesta"

Por su parte, el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, instó ayer al secretario general del PP, Mariano Rajoy, a "ratificar o desautorizar" la "descabellada" propuesta del eurodiputado y vicesecretario general del PP.

Asimismo, Diego López Garrido, miembro de la Ejecutiva socialista, que cree que un atentado terrorista no puede condicionar un proceso democrático en ningún caso. "Los terroristas no puede alterar la vida pública, ni las elecciones, ni la democracia. Me parece una muy mala idea que, a mi juicio, responde sobre todo al hecho de que el PP no acaba de aceptar los resultados del 14-M", explicó. Mayor Oreja, con su "disparatada" propuesta, sólo busca "deslegitimar el resultado electoral".