La Audiencia Nacional se ha declarado competente para investigar las posibles responsabilidades delictivas que rodearon el accidente el avión Yakovlev 42 ocurrido en Turquía el 26 de mayo pasado y en el que murieron 62 militares españoles. Concretamente, se investigará si hubo delito en lo relativo al transporte y también a los certificados de identificación de cadáveres. El que fuera ministro de Defensa durante los hechos, Federico Trillo, pide a la Justicia "que se acabe con tanto infundio", al tiempo que el PSOE le tacha de "irresponsable absoluto".

En un auto de once páginas notificado ayer, la Sección cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional estima los recursos de apelación presentados por la asociación de familiares afectados y por la Asociación Politeya contra la decisión de la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, quien archivó las denuncias interpuestas por considerar que el tribunal español no era competente.

El auto especifica que no se entrará a conocer cómo se produjo el accidente, porque estos términos se consideran acreditados y porque las investigaciones sobre este término se están realizando por las autoridades turcas competentes por el principio de territorialidad.

Estudio de denuncias

La investigación se ceñirá, por tanto, al estudio de "si las denuncias formuladas por las partes recurrentes respecto a la responsabilidad penal en que hayan podido incurrir determinadas personas españolas antes y después del accidente".

Se estudiará, por tanto, si incurrieron en "dejación de sus obligaciones en el control de la contratación y modo de transporte de los militares españoles que regresaban de Afganistán tras prestar labores de asistencia humanitaria (...) y también si las certificaciones emitidas por los generales de división médica denunciados en Turquía en cuanto a la identificación de los cadáveres pudieran constituir delito de falsedad en documento oficial y prevaricación de funcionario público".

En este contexto, el que fuera ministro de Defensa en el momento de los hechos, Federico Trillo, aseguró que confía en que la Justicia "acabe con tanto infundio" y recuerda que "todos tienen derecho a la presunción de inocencia". Trillo confía en que la Justicia "restablezca la verdad y acabe con tanto infundio y manipulación de algunos responsables políticos, así como la situación de indefensión que hasta ahora se ha soportado", dijo el ex titular del Departamento.

El tribunal considera necesario depurar las responsabilidades "en las que pudieran haber incurrido determinados funcionarios españoles que, como garantes, debieron llevar a cabo labores de inspección y control dentro y fuera de España en las etapas de contratación y desarrollo del vuelo". "De haberse llevado a cabo, quizá hubieran evitado la muerte de los 62 militares españoles que regresaban de Afganistán", explica el auto.

A este respecto, la Sala discrepa de lo señalado por la juez Palacios en el auto en el que rechazó su competencia, argumentando que las irregularidades atribuidas a los responsables de Defensa se "residenciaban" en España.