La Justicia española ordenó ayer el ingreso en prisión de Abderramed Hammadi Afandi, el último detenido en relación con los atentados del 11-M, al que acusa de colaboración con organización terrorista por haber conocido presuntamente la planificación de la masacre de Madrid, informaron fuentes judiciales.

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo tomó la decisión a instancias de la fiscalía tras tomar declaración de nuevo a Hamadi, quien había sido arrestado el lunes en Leganés.

En esta localidad madrileña, el pasado 3 de abril se volaron por los aires en una vivienda siete terroristas islámicos relacionados con el peor ataque terrorista de la historia de España tras ser cercados por las fuerzas de seguridad.

Del Olmo está aún a la espera de un careo y del resultado de una diligencia policial que determinará si Afandi permanece en prisión.