Un comité ciudadano marroquí realizó ayer una ofrenda, consistente en una obra artística compuesta por 192 cubos pintados por artistas y ciudadanos de su país, como muestra de su dolor y amistad con el pueblo español y su condena de los atentados terroristas del 11-M en Madrid, y el 16-M en Casablanca.

La ofrenda, denominada Construir amistad, tuvo lugar en la Casa Encendida, donde miembros de este comité, formado por personalidades de la cultura y la sociedad alauí, dejaron constancia de que todos somos víctimas y de su deseo de tender lazos de buena vecindad.

Esta iniciativa cuenta con un comité de apoyo en Madrid liderado por la presidenta del Círculo Mediterráneo, Carmen Romero, al que también pertenecen el profesor de Historia Contemporánea del Islam de la Autónoma, Bernabé López, la arabista Cecilia Fernández, el artista marroquí Said Messari y el vicepresidente de la Fundación Instituto de Cultura del Sur, José Manuel Bravo.

Carmen Romero, que se refirió a Marruecos como un país "amigo desde siempre", dijo que el acto puso de manifiesto que "todos somos víctimas y tenemos que luchar por la democracia y la amistad".