La Junta Electoral Central recibió, durante la jornada de reflexión del 13 de marzo, más de medio centenar de telegramas de ciudadanos particulares pidiendo la suspensión de los comicios generales previstos para el domingo 14 de marzo, según la documentación remitida la comisión de investigación sobre los atentados del 11 de marzo.

Los telegramas fueron recopilados por la Junta Electoral Central y remitidos a la Fiscalía General del Estado, junto con las denuncias contra las manifestaciones ante las sedes del PP durante la jornada de reflexión.

En concreto, el organismo arbitral recopiló 53 telegramas enviados por uno o más ciudadanos particulares, algunos de los cuales dirigieron hasta dos envíos. La mayoría de los telegramas procedían de la comunidad autónoma de Galicia.

En los telegramas, de apenas una o dos líneas, se pedía la suspensión de las elecciones por las circunstancias producidas tras los atentados de Madrid y la confusión reinante sobre la autoría de la matanza.

"Deseo se aplacen las elecciones que iban a celebrarse mañana hasta que se aclare debidamente la autoría de atentado", dice un señor de Ordes (A Coruña). "En esta situación no se pueden celebrar elecciones. Procede aplazarlas", agrega otro ciudadano. "Como ciudadanos, en las condiciones de desinformación después de los atentados, considero que no deben celebrarse las elecciones del domingo", asegura un tercero.

Destacaban el dolor

Varios remitentes destacaban el dolor por la tragedia para justificar la suspensión de los comicios. "Pedimos suspensión elecciones vistas las trágicas circunstancias", argumenta uno. "Dada la situación de duelo y conmoción del país, solicito que los comicios sean aplazados", dicen dos vecinos de Villamarín (Asturias).

"Expreso mi deseo de aplazamientos elecciones ante esta triste situación", asegura otra de las personas que mandó telegramas.