La Constitución es el límite para la reforma de los Estatutos de Autonomía. Este es el criterio del PSOE, reafirmado por el trabajo en comisión de este XXXVI Congreso. La comisión sobre Estrategia y proyecto político rechazó una enmienda presentada por el PSC que pedía la supresión de ese límite. En la comisión de Comunicación y Relaciones con la Sociedad, los socialistas apostaron por promover un pacto de lealtad con los movimientos sociales. Y en la comisión de Análisis Político y Electoral, con motivo del 125 aniversario del partido, se planteó pedir a comunidades autónomas y municipios que retiren todos los símbolos que hagan referencia a la guerra civil.

Alfredo Pérez Rubalcaba, portavoz parlamentario del PSOE, explicó el trabajo en la comisión sobre Estrategia y Proyecto Político. Según dijo, el 90 por ciento de las enmiendas presentadas al proyecto marco fueron incorporadas al texto, sobre todo las que hacen referencia a la política municipal y a la autonómica. En este segundo caso, se ha incorporado una redacción nueva que recoge las cuestiones territoriales que forman parte del acuerdo de Santillana, firmado por los dirigentes regionales del PSOE el pasado año.

El PSOE fija con este texto la Constitución como límite para la reforma de los estatutos de autonomía, además de tener que contar con un amplio apoyo y mantener la cohesión con el resto de los territorios. El PSC había presentado una enmienda en la que planteaba suprimir el criterio de que estas reformas se hagan dentro de los límites de la Carta Magna, pero fue rechazada.

En un epígrafe nuevo, el PSOE incluye otras reformas, como la del Senado, la Conferencia de Presidentes y la participación de las autonomías en la toma de decisiones en la UE. Sin cambios sustanciales con respecto al documento de Santillana, el PSOE tampoco ha marcado en este Congreso plazos para las reformas estatutarias, de la financiación autonómica o de la Constitución.

Sí hay novedades sobre la política municipal. Es la primera vez, explicó Rubalcaba, que en un Congreso del PSOE aparece un epígrafe sobre los ayuntamientos. Se realiza una apuesta programática para la reforma del sistema de financiación local y, para aumentar las competencias de los consistorios.