Unas 200 personas se han concentrado en la Pinada de Santa Ponça para recordar a la joven desaparecida en Mallorca hace más de cinco años

-