Club d'esplai Jovent: La luz de los niños de sa Indioteria

-
Dos bandas de delincuentes dominaban la barriada obrera de sa Indioteria a finales de los 70. El consumo de drogas en cualquier esquina era lo habitual. Cientos de niños y jóvenes se entretenían y pasaban el rato en ese mismo entorno debido a la carencia de equipamientos municipales. Los dos colegios existentes hacían lo que podían para evitar que sus alumnos dejasen los estudios y se sumasen a los llamados quinquis, aunque apenas había alicientes en aquella época para los hijos de los inmigrantes peninsulares que residían en decenas de edificios blancos junto al polígono de Son Castelló, a las afueras de la ciudad. En este contexto, un joven cura recién salido del Seminario fue enviado al barrio para reforzar al desbordado capellán mayor de sa Indioteria rural.