Brindis: Hats and horses con Manu Tenorio y Espido Freire

-
Soy una aguafiestas, lo sé, pero es que le cosa tiene su miga. En la semana en la que, por fin, Rafael Nadal y Mery Perelló, se daban el sí quiero,el Consejo General del Poder Judicial publicaba los datos sobre las demandas por divorcios y separaciones. Y resulta que las Balears están a la cabeza. Según los datos recogidos por el Servicio de Estadísitco del CGPJ, es en nuestra comunidad autónoma donde se destruyen más matrimonios, aumentando en este último año un diez por ciento. Pero hay más. Si analizamos las cifras del año 2016 a nivel nacional y las estudiamos un poco, resulta que hubo 733 parejas, de los 96.824 divorcios totales, a las que el amor les duró exactamente un año; más de dos mil no llegaron a celebrar el segundo aniversario. Casarse hoy en día es una profesión de alto riesgo aunque sabiendo que Nadal ha demostrado sobradamente crecerse ante las adversidades, le auguramos una buena nueva aventura.