La bicicleta está ganando cada vez más protagonismo en las carreteras españolas, pues se trata de una herramienta clave para alcanzar una movilidad más saludable y sostenible. De hecho, la Dirección General de Tráfico (DGT) Dirección General de Tráfico (DGT) ha trabajado durante años mejorando las infraestructuras para que la bicicleta se integre en la actividad diaria de las personas y se convierta en un medio de transporte tan válido y seguro como cualquier otro.

No obstante, al igual que el resto de conductores de vehículos, los ciclistas deben respetar una serie de normas de circulación para garantizar la máxima seguridad en la carretera. A continuación te contamos cuáles son las 20 normas que deben cumplir los ciclistas según la DGT y qué sanciones conllevan en caso de infringirlas.

1. Antes de iniciar la marcha

Es muy importante que todos los ciclistas observen la vía a la que se van a incorporar antes de iniciar la marcha. De este modo, podrán comprobar que no circulan otros vehículos cerca o que se encuentran tan lejos que no hay peligro para iniciar el trayecto y señalizar la maniobra. Por contra, si un ciclista se incorpora a la vía de forma peligrosa puede recibir una multa de 200 euros.

2. Circular por el carril bici

En ciudad y en carretera es recomendable, pero no obligatorio, circular siempre por los carriles bici, si los hay, puesto que son más seguros.

3. Respetar las señales de tráfico

Los semáforos y todas las señales verticales (stop, ceda el paso, velocidad limitada…) son para todos los conductores, incluidos los ciclistas. Saltarse un semáforo en rojo está castigado con una multa de entre 150 y 500 euros.

4. Encender las luces

Los ciclistas deben llevar las luces encendidas delante y detrás siempre que circulen de noche, en pasos inferiores o por túneles. No llevar las luces encendidas supone una multa de 200 euros.

5. Advertencia de frenada

Para advertir al resto de usuarios de la vía de una frenada brusca, el ciclista puede mover el brazo alternativamente de arriba a abajo, con movimientos cortos y rápidos. Esta señal no es en ningún caso obligatoria, ya que requiere soltar el manillar en una reacción muy rápida. Sin embargo, es aconsejable realizarla para evitar alcances.

6. Prohibido el teléfono móvil

El uso del teléfono móvil está totalmente prohibido mientras se circula en bicicleta, así como los auriculares conectados a receptores o los reproductores de sonido, puesto que limitan la capacidad auditiva y pueden provocar distracciones en el ciclista que le hagan no prestar atención a la carretera. El incumplimiento de esta norma supone una sanción económica de 200 euros.

7. Prohibido el consumo de alcohol

En general, la tasa máxima de alcoholemia para los conductores es de 0,5 gramos por litro en sangre o de 0,25 miligramos por litro en aire espirado. Aunque muchos usuarios no lo saben, esta tasa también afecta a los ciclistas, que están obligados a someterse al test de alcoholemia si un agente lo requiere. En caso de que el test resulte positivo, el ciclista se puede enfrentar a una multa de entre 500 y 1.000 euros, en función de la tasa y la reincidencia.

8. Sólo un pasajero de hasta 7 años de edad

En bicicleta únicamente se permite llevar a un pasajero de hasta siete años de edad. Para ello, debe ir en un asiento adicional homologado y siempre con un conductor mayor de edad. Llevar a un menor de forma incorrecta en la bicicleta supone una sanción económica de 100 euros.

9. Prioridad a los peatones

Todo ciclista debe ceder el paso ante un paso de peatones debidamente señalizado y cuando vaya a girar para entrar en otra vía y haya peatones cruzándola, aunque no exista paso de cebra. No respetar la prioridad de paso de los peatones está sancionado con 200 euros.

10. Prioridad de paso

Los ciclistas tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor cuando circulan por un carril bici, un paso para ciclistas o por un arcén debidamente señalizado. En el resto de situaciones, las bicicletas deben respetar las prioridades de otros usuarios, tal como establecen las normas y señales de tráfico. No respetar la prioridad de paso en una intersección supone una sanción de 200 euros.

11. Circular en grupo en glorietas

Cuando los ciclistas circulan en grupo tienen prioridad en las glorietas, desde el primero hasta el último del grupo. Esto también sucede en el resto de las intersecciones, cuando el primero de los ciclistas ya haya entrado en ella.

12. Señalizar las maniobras

A la hora de circular en bicicleta es obligatorio señalizar ciertas maniobras, como los giros, los cambios de sentido y los cambios de carril. Las señales se pueden hacer con el brazo derecho, extendiéndolo horizontalmente a la altura del hombro, o con el brazo izquierdo, doblándolo en ángulo. No señalizar una maniobra supone una multa de 200 euros.

13. En ciudad: uso del casco

El casco es obligatorio en ciudad sólo para los menores de 16 años. Para el resto de ciclistas es sólo recomendable. Que un menor no lleve el casco cuando es obligatorio supone una multa de 200 euros.

14. En carretera: uso del casco

En carretera, todos los ciclistas deben llevar por obligación un casco de protección homologado, con tres excepciones: en subidas prolongadas, por razones médicas o en situaciones de calor extremo. Es muy importante que el casco se coloque de manera correcta y que siempre se lleve abrochado para que no pueda salir despedido. Circular sin casco cuando es obligatorio supone una multa de 200 euros.

15. En ciudad: los pasos de peatones

En contra de lo que muchos ciclistas piensan, las bicicletas no tienen prioridad en los pasos de peatones (no nos confundamos con los pasos para ciclistas). Por ello, para cruzar por un paso de peatones, es obligatorio bajar de la bici y cruzar andando. Cruzar por un paso de peatones sin bajar de la bicicleta está sancionado con 200 euros.

16. En ciudad: prohibido circular por la acera

Está totalmente prohibido circular en bicicleta por aceras y zonas peatonales, a no ser que esté señalizado como carril bici de uso compartido con peatones. Circular por la acera supone una multa de hasta 100 euros.

17. En ciudad: circular por la derecha

En ciudad, las bicis deben circular lo más próximo a la derecha de la vía. En caso de ir en grupo, podrán circular en columna de a dos como máximo. Circular en ciudad en grupo sin orden está sancionado con 100 euros.

18. En carretera: prendas reflectantes

En los casos en los que es obligatorio encender las luces, los ciclistas también deberán llevar una prenda reflectante para que el resto de conductores puedan distinguirlos a 150 metros de distancia. No llevar una prenda reflectante está sancionado con 80 euros.

19. En carretera: uso del arcén

En carretera, los ciclistas deben emplear el arcén de su derecha, si existe, para circular. Únicamente podrán abandonarlo en descensos prolongados en condiciones seguras. Si un ciclista ocupa la calzada cuando es posible circular por el arcén, puede enfrentarse a una multa de 200 euros.

20. En carretera: circular en paralelo

Los ciclistas pueden circular en filas de dos en carretera, orillándose todo lo posible a la derecha de la vía. En cambio, en tramos sin visibilidad, como por ejemplo las curvas, y cuando formen aglomeraciones no podrán circular en paralelo y deberán colocarse en hilera. No cumplir con esta norma y circular en carretera en grupos sin orden supone una sanción de 100 euros.