La Ley de Cambio Climático y Transición Energética va a obligar a los municipios de más de 50.000 habitantes que establezcan áreas con restricciones de tráfico para mejorar la calidad del aire. Esta medida afectará tanto a los conductores que residan en grandes ciudades como a los que quieran entrar en ellas desde fuera.

Los 149 municipios españoles que se verán afectados por esta regla para luchar contra el cambio climático, lo que implicará que a partir de 2023 los coches con etiquetas B y C (distintivo ambiental) tendrán restringida la circulación en ciudades con más de 50.000 habitantes por la aplicación de esta ley, que establece que los municipios con mayor densidad de población tendrán que habilitar Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

Casi 4 millones de los 11,5 millones de coches que circulan por las ciudades españolas verán comprometida su circulación al no disponer de etiqueta. Esto supondrá la inmovilización del 32% de los vehículos al no cumplir con los requisitos de la DGT para llevar un distintivo medioambiental.

¿Cuáles son los distintivos ambientales de la DGT y cómo conseguirlos?

Existen cuatro distintivos ambientales creados en función del impacto medioambiental de los vehículos que se clasificarán y graduarán el 50% del parque más eficiente.

  • Etiqueta 0 emisiones, Azul: son los vehículos más eficientes y se trata de los eléctricos de batería (BEV), los eléctricos de autonomía extendida (REEV), los eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía de 40 km o vehículos de pila de combustible.
  • Etiqueta Eco: aquí se colocan la mayoría de vehículos híbridos, gas o ambos. Tendrán derecho a esta etiqueta los eléctricos enchufables con autonomía inferior a 40 km, los híbridos no enchufables (HEV), los vehículos propulsados por gas natural y gas (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). Deben cumplir los criterios de la etiqueta C.
  • Etiqueta C, Verde: aquí entran los vehículos de combustión interna que cumplen con las últimas emisiones EURO. Tendrán derecho a esta etiqueta turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de septiembre de 2015. Vehículos de más de 8 plazas y pesados tanto de gasolina como diésel, matriculados desde 2014.
  • Etiqueta B, Amarilla: aquí se enmarcan los vehículos de combustión interna que si bien no cumplen con las últimas especificaciones de las emisiones EURO, pero sí que lo hacen con anteriores. Tendrán derecho a esta etiqueta turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas desde el 1 de enero de 2001 y diésel a partir de 2006. Vehículos de más de 8 plazas y pesados tanto de gasolina como diésel, matriculados desde 2006.

¿Cuáles son los distintivos ambientales de la DGT y cómo conseguirlos? DGT

El resto de los vehículos, que se trata del 50% más contaminante, no tiene derecho a ningún tipo de distintivo al no cumplir los requisitos para ser etiquetado como vehículo limpio.