ITV

Ojo con manipular la pegatina de la ITV: la multa te puede costar más que el coche

Es un delito de falsedad documental y puede conllevar penas de cárcel

manipular la pegatina de la ITV puede costarte más que el coche

manipular la pegatina de la ITV puede costarte más que el coche / Shutterstock

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es una revisión que los vehículos deben pasar de forma periódica dependiendo de la antigüedad del mismo.

Actualmente, existe un gran problema de absentismo, que se ha agravado con la pandemia y es que los conductores alargan la fecha de la inspección, teniéndola caducada durante meses, algo que puede suponer una multa de hasta 200 euros.

Este procedimiento debe llevarse a cabo con tal de obtener la tarjeta de inspección técnica, un documento que acredita que el vehículo cumple todas las condiciones necesarias para circular.

Si pasa la revisión y el resultado es favorable, el conductor obtiene la pegatina de la ITV, conocida como distintivo V-19, que se coloca en el parabrisas del coche para que cualquier agente de tráfico pueda verlo rápidamente.

Multa por no llevar la pegatina

Si el vehículo pasa la ITV y obtiene la pegatina, debe colocarse en la parte superior derecha de la luna del coche. Esta indicará la fecha de la próxima prueba y será visible para que los cuerpos de seguridad verifiquen que el coche está en regla. Si no se hace, la multa puede ser de 80 a 100 euros.

La multa por no tener la ITV en regla

La ITV revisa las condiciones mínimas de seguridad de los vehículos para minimizar el riesgo de accidentes por causas técnicas y para contribuir a la protección del medio ambiente. 

Si el vehículo que conducimos no la pasa, podemos enfrentarnos a serias multas que pueden verse agravadas en el caso de tener un accidente.

Si se te pasa el tiempo especificado en el que tienes que llevar el coche a pasar la ITV, la sanción es de 200 euros.

En el caso de que el resultado haya sido negativo, es decir, que el coche tenga un fallo que supone un gran riesgo para la seguridad vial y que, por lo tanto, no puede abandonar la estación de la ITV si no es con una grúa, la multa asciende a 500 euros.

Si el resultado es desfavorable porque tiene defectos graves que afectan a la seguridad, el conductor solo podrá llevar el vehículo de la estación de la ITV al taller y de vuelta, en un plazo de dos meses. En este caso, si la guardia civil de tráfico te caza circulando con la ITV desfavorable, la multa es de 200 euros.

Y si el coche ha superado la ITV, pero no has puesto la pegatina en el parabrisas, también pueden ponerte una sanción de 80 euros.

La DGT ha informado que "si el vehículo no está circulando, no se emitirá ninguna multa a pesar de no haber pasado la ITV, tanto si el afectado está aparcado en un garaje como si está aparcado en la vía pública".

Falsificar o manipular la pegatina de la ITV

Falsificar la pegatina de la ITV, manipularla o utilizar el de otro vehículo es un delito de falsedad documental que puede llevar, incluso, a penas de prisión. Una sentencia del Tribunal Supremo recoge que la utilización no autorizada de la pegatina, que indica que la ITV se ha superado, "es constitutiva del delito de uso de certificación falsa del artículo 399.2 del Código Penal" por lo que fue acusado de falsedad documental.

El Código Penal indica que el delito de falsedad documental se da cuando una persona altera, modifica, simula o falsifica un documento o parte del mismo. La multa es de 6.000 a 12.000 euros y la pena de cárcel es de 3 a 6 meses.

Los colores de las pegatinas

El distinto es de colores amarillo, rojo o verde, dependiendo del calendario establecido para concretar el año en que caduca el plazo de la inspección. Este año, los vehículos que tienen que pasar la ITV tienen la pegatina de color verde, en 2023 será de color amarillo y en 2024 será roja.