18 de agosto de 2014
18.08.2014
Diario de Mallorca

Investigando el mar

Un equipo de científicos estudia el Impacto acumulado de la pesca sobre el maërl y el desarrollo de medidas para la compatibilización de su conservación y la pesca

18.08.2014 | 10:17
El grupo de científicos en plena labor de investigación.

Un equipo formado por siete científicos y técnicos del Centro Oceanográfico de Balears del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y de la Universitat de Girona ha llevado a cabo durante once días la primera y única campaña del proyecto "Impacto acumulado de la pesca sobre el maërl y desarrollo de medidas para la compatibilización de su conservación y la pesca, de acrónimo COL_MAËRL".

La campaña, que finalizó el pasado martes, se desarrolló a bordo del buque de investigación oceanográfica Francisco de Paula Navarro y tuvo como objetivo evaluar el impacto acumulado de la pesca sobre los fondos de maërl, comparando fondos impactados con fondos protegidos durante más de dos décadas dentro de la reserva natural de las Islas Columbretes en la Comunidad Valenciana. "Los conocimientos obtenidos informarán del desarrollo de métodos de pesca que promuevan actividades sostenibles en el área de estudio", aseguran desde el IEO. Este es un organismo público de investigación dependiente de la secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del ministerio de Economía y Competitividad, dedicado a la investigación en ciencias del mar, especialmente en lo relacionado con el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino.

Para ello, el equipo científico ha obtenido información sobre la distribución de los fondos de maërl en la zona de estudio, mediante observaciones puntuales con la cámara sumergible IPSE; ha comparado la composición de las especies indicadoras y estructurales de los fondos de maërl/rodolitos en cuanto a la composición de especies, morfotipos y tamaños mediante muestreos del bentos con dragas y ha obtenido índices de abundancia y demografía de langosta mediante tomas de vídeo cebado en zonas con distintos niveles de protección, tanto en el interior de la reserva como en el entorno más cercano.

El proyecto COL_MAËRL
El proyecto "Impacto acumulado de la pesca sobre el maërl y desarrollo de medidas para la compatibilización de su conservación y la pesca" está financiado por la Fundación Biodiversidad dentro de la línea de actuación biodiversidad marina y litoral y liderado por el grupo de investigación RESMARE del Centro Oceanográfico de Balears. "Su objetivo es evaluar el impacto acumulado de la pesca sobre los fondos de maërl en el entorno de la reserva marina de las Islas Columbretes", afirman. La reserva marina de las Islas Columbretes „reserva natural, zona especialmente protegida de importancia para el Mediterráneo (ZEPIM), lugar de importancia comunitaria (LIC) de la Red Natura 2000, zona de especial protección para las aves (ZEPA) y microrreserva de flora„ es un espacio protegido desde el año 1990. Uno de sus hábitats más importantes son los fondos de maërl que forman un hábitat perenne y heterogéneo y un ecosistema de alta diversidad de especies.

Y es que la importancia de este tipo de fondos ha determinado su inclusión en el anexo 1 de la directiva Hábitats (92/43). "Los fondos de maërl no han sido objeto de atención en España hasta tiempos recientes, aunque estén amenazadas por el impacto humano, entre ellos las actividades pesqueras. La dificultad de encontrar lugares no impactados para hacer comparaciones con lugares impactados ha impedido evaluar convenientemente los potenciales efectos de las actividades pesqueras sobre el maërl", explican los investigadores participantes en la investigación.

Protección en Balears
Oceana, organización dedicada a la investigación marina, pide al Gobierno español que haga efectivo de una vez el reglamento del Mediterráneo, normativa europea que entró en vigor el 2006 y prohíbe la pesca de arrastre sobre ecosistemas de coralígeno y de maërl (o magrana, como se denomina comúnmente este último en Balears). Según la organización internacional de conservación marina, el Gobierno dispone de información científica oficial del IEO y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre la distribución de esos hábitats y tiene la obligación legal de actuar, aunque sea con ocho años de retraso. No hacerlo, según Oceana, sería rayar en la prevaricación.
"El caso del Canal de Menorca resulta especialmente preocupante", afirma Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa. "Existe una cartografía detallada elaborada por el IEO que demuestra la presencia de maërl y coralígeno y, a pesar de ello, las embarcaciones de arrastre continúan faenando de manera ilegal e impunemente sobre estos fondos. Además, el Gobierno acaba de aprobar su protección dentro de la Red Natura 2000 de la UE. Por ello, resulta doblemente urgente hacer cumplir la normativa y acabar con el arrastre en el Canal de Menorca".
La prohibición de arrastrar sobre maërl y coralígeno fue establecida por la Unión Europea y posteriormente incorporada por la legislación española para proteger estos ecosistemas vulnerables de su deterioro por parte de la pesca de arrastre, un tipo de pesca agresivo con el fondo marino. Consiste en arrastrar unas redes acompañadas de pesadas estructuras metálicas para mantenerlas en el fondo, lo cual pone en serio riesgo  la conservación de estos hábitats. Los estudios llevados a cabo por el IEO para designar el LIC del Canal de Menorca demuestran que la presión por parte de la pesca de arrastre ha aumentado en estos últimos años debido al incremento de la flota que opera en esta zona, lo que resulta totalmente incongruente e inaceptable. "Los pescadores de arrastre han tenido ocho años para cumplir y adaptarse a esta normativa. Resulta sorprendente que continúen pidiendo pescar sobre fondos prohibidos. Esto perjudica a la pesca artesanal y a todos los ciudadanos, que tenemos derecho a disfrutar de un mar sano", afirma Marta Carreras, bióloga marina menorquina de Oceana.  

Oceana asegura que si se hiciera efectiva esta prohibición y se retirara la pesca de arrastre del Canal de Menorca, se recuperarían ecosistemas esenciales para numerosas especies comerciales y no comerciales, lo que favorecería el desarrollo de la pesca profesional artesanal, y se incentivarían otras actividades económicas como el buceo en zonas protegida.

Voluntariado en Cabrera
Esta misma semana, el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través del organismo autónomo Parques Nacionales, ha puesto en marcha, un año más, su plan de sensibilización y voluntariado en la red de parques nacionales y centros y fincas, con el objetivo de favorecer la concienciación ambiental de la sociedad y mejorar el conocimiento de la población sobre los parques nacionales. Este plan de voluntariado se desarrolla a través de un programa de subvenciones mediante el cual se aprueban proyectos presentados por ONG, y que contienen actuaciones ambientales de conservación y de uso público a desarrollar en la red de parques nacionales, así como en los centros y fincas adscritos al organismo autónomo Parques Nacionales. Para el ejercicio 2014 este programa de voluntariado tiene una dotación presupuestaria de 450.000 euros. Se han subvencionado nueve proyectos con actuaciones en catorce parques nacionales y cuatro fincas y centros, que se desarrollarán entre julio de este año y junio de 2015.

Las ONG que han recibido subvención para la realización de sus proyectos son SEO/BirdLife, WWF España, Ecologistas en Acción, Grupo Ibérico de Anillamiento (GIA), Amigos de la Tierra, Asociación Gaia para la conservación y gestión de la Biodiversidad, Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), Asociación Herpetológica Española (AHE), y Fundación Global Nature. Los proyectos subvencionados constan de actividades de índole diversa, tales como el apoyo al seguimiento del cambio climático y los efectos de actividades humanas en ecosistemas acuáticos fluviales, colaboración con los programas de seguimiento de vegetación mediterránea y de seguimiento de fauna, seguimiento de visitantes, apoyo al programa de conservación exsitu del lince ibérico o realización de rutas de senderismo con personas con discapacidad y sus familiares.

Todas las actuaciones se realizan con voluntarios dirigidos sobre el terreno por personal cualificado de las ONG subvencionadas. El único requisito para participar como voluntario es ser mayor de edad y, en el caso de extranjeros, poseer suficientes conocimientos de castellano como para poder comunicarse con el resto del grupo. La inscripción se canaliza a través de las ONG subvencionadas que realizan la difusión del programa a través de sus propios medios.

En el caso del parque nacional marítimo-terrestre del archipiélago de Cabrera se llevará a cabo un anillamiento de paseriformes organizado por SEO/BirdLife, entre septiembre y noviembre de 2014. Para más información www.seo.org.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!


Lo último Lo más leído