29 de julio de 2014
29.07.2014
Diario de Mallorca

Hacia un mar muerto

La comisión europea sostiene que La población de peces del norte y el oeste de Europa se recupera mientras que en el Mediterráneo sigue habiendo sobrepesca

29.07.2014 | 10:17
Barco solar WWF y miembros caracterizados para la presentación de la campaña en Palma

El Mediterráneo es uno de los mares con mayor presión antrópica del mundo. En sus costas viven alrededor de 150 millones de personas, 400 millones si se tiene en cuenta la población que vive en los países bañados por el Mare Nostrum. A estos se le añaden 175 millones que los visitan, según la Comisión Europea. Para abastecer a toda esta población, los países del Mediterráneo utilizan el barco como medio de transporte. Con la contaminación marina por hidrocarburos más elevada del mundo, según un informe Greenpeace, no ayuda a que la mitad de las ciudades de más de 100.000 habitantes que lo bañan no dispongan de depuradoras de aguas residuales, como afirma la Comisión Europea.
Y las consecuencias son claras y directas sobre la población animal que vive en sus aguas, agravadas por una situación de sobrepesca. "Las poblaciones de peces del norte y el oeste de Europa se están recuperando mientras que en el mar Mediterráneo sigue habiendo graves problemas de sobrepesca", afirma Maria Damanaki, Comisaria Europea de Asuntos Marítimos y Pesca. Es la conclusión más importante que se extrae del informe de este año sobre el estado de las poblaciones de peces y la preparación de la fijación de las cuotas de pesca del año próximo. Este documento está ahora a disposición de las partes interesadas para que, a través de una consulta pública, manifiesten sus puntos de vista antes de que la Comisión formule durante el otoño sus propuestas sobre las posibilidades de pesca para 2015.

Y es que por primera vez, la Comisión ha tenido en cuenta los dictámenes científicos sobre el estado de las poblaciones en el Mediterráneo y el mar Negro. Según afirman fuentes de la Comisión, "los datos de las poblaciones de peces del Mediterráneo muestran un panorama desalentador: el 96% o más de las especies bentónicas mediterráneas son objeto de sobrepesca y, para las poblaciones de aguas medias como la sardina y la anchoa, el porcentaje es igual o superior al 71%. En el caso del mar Negro, todos los peces bentónicos y un 33% de las poblaciones pelágicas se encuentran sobreexplotados".

Sin embargo, en otros lugares como en la zona del Atlántico nororiental, lo que incluye los mares del Norte y Báltico, las noticias son positivas: la sobrepesca ha disminuido pasando del 86% (30 poblaciones objeto de sobrepesca de las 35 evaluadas) en 2009 al 41% (19 poblaciones de un total de 46) en 2014. "Ahora que los científicos han evaluado muchas más poblaciones de peces a lo largo de los últimos cinco años, es preciso rendirse a la evidencia: el mar Mediterráneo está sufriendo una intensísima sobreexplotación. Nos espera una tarea larga y un difícil camino por recorrer: tenemos que hacernos con los conocimientos científicos necesarios y adoptar planes de pesca regionales para que la pesca disminuya a niveles sostenibles", afirma Maria Damanaki

En su documento anual de consulta, la Comisión Europea expone sus puntos de vista y sus intenciones acerca de la fijación de las posibilidades de pesca -los niveles de los totales admisibles de capturas (TAC), de las cuotas y del esfuerzo pesquero- para 2015, y pide la opinión de los Estados miembros, el sector pesquero y las organizaciones no gubernamentales en los consejos consultivos regionales, así como de los ciudadanos y organizaciones interesadas. Se trata del primer documento de consulta sobre posibilidades de pesca desde la entrada en vigor de la reforma de la política pesquera común el 1 de enero de 2014. Las principales metas de la Comisión son eliminar gradualmente la sobrepesca con arreglo al objetivo de la nueva política pesquera común, suprimir progresivamente la práctica consistente en devolver al mar las capturas no deseadas y restituir el poder de decisión a las partes interesadas a nivel regional. "Si no actuamos ahora, perderemos el enorme potencial de estos recursos para las generaciones futuras. La nueva política pesquera común nos brinda una oportunidad que debemos materializar y esta será la cuestión que debatiré con todos los Ministros de Pesca de los Estados miembros del Mediterráneo", añade la Comisaria.

Pero la Unión Europea no es la única consciente de la situación. Una de las primeras organizaciones en informar sobre esta necesidad de tomar medidas fue Oceana. "Cuantos más stocks se evalúan en el Mediterráneo, más evidente resulta la enorme dimensión que alcanza la sobrepesca en este mar. Es hora de adoptar acciones concretas y dejar atrás este tremendo problema", afirma Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa.

Por ello, Oceana propone una serie de medidas para hacer frente a la alarmante sobrepesca registrada en el Mediterráneo que afecta a 88 de los 97 stocks evaluados. "El porcentaje de stocks con sobrepesca ha ido en aumento con los años haciendo que sea el mar más castigado de Europa", añaden. Por ello, Oceana pide que se incorporen las siguientes medidas a los planes de gestión de la región mediterránea. Entre ellas se encuentra la identificación y protección de áreas de puesta y cría mediante cierres de zonas espaciales y temporales; la adopción de planes plurianuales para lograr una gestión sostenible de los stocks; la mejora de la información científica sobre el estado de los stocks del Mediterráneo y la adopción del principio de precaución cuando no haya dato.

Sin embargo la sobrepesca no es el único problema del Mediterráneo. "Las actividades pesqueras ilegales y la sobrecapacidad, entre otras, son cuestiones que deben resolverse haciendo cumplir la legislación en vigor. Además, la política pesquera debería ser compatible con la aplicación de las medidas de conservación establecidas por la normativa comunitaria, como es el caso de la declaración y gestión de áreas Natura 2000 en el mar", añade Pastor. 

Pesca sostenible

Esta semana se ha presentado en Palma, el catamarán solar de la organización conservacionista internacional WWF que recorrerá durante este mes las costas de Balears para promover una pesca responsable y respetuosa con los ecosistemas marinos. La primera parada será Cala Rajada (Mallorca), después Ciutadella (Menorca), otra vez Mallorca (Alcúdia y Sóller), y por último el WWF Solar llegará a Formentera e Eivissa, dónde se cerrará la campaña el domingo 3 de agosto.

En cada uno de los municipios en los que recalará el barco, WWF organizará, en colaboración con las Cofradías de Pescadores, una serie de reuniones y talleres participativos para implicar a los pescadores en la gestión de los recursos marinos. "En Balears también existen iniciativas prometedoras como la de la Reserva Marina de es Freus de Eivissa y Formentera en la que se ha logrado aumentar un 400% las poblaciones de peces comerciales. WWF está trabajando en todo el Mediterráneo para expandir este tipo de iniciativas", se asegura desde la organización ecologista. La pesca sostenible es una gran oportunidad para dinamizar la economía local de las zonas costeras, crear empleo y lograr la conservación de los ecosistemas marinos. Según afirman, recuperar plenamente los caladeros europeos supondría la creación de 70.000 nuevos empleos, consiguiendo 3 millones de toneladas de pescado adicionales e incrementando los beneficios de las empresas pesqueras en miles de millones de euros al año.

"La participación de todos los actores es vital para lograr la recuperación de los caladeros del Mediterráneo y la sostenibilidad de la actividad pesquera. Desde WWF sabemos que los pescadores están preocupados por su futuro y que la mejor garantía del éxito de estas iniciativas es que partan del mismo sector", ha asegurado el responsable del programa marino de WWF España, José Luis García Varas.

En la campaña, que cuenta con el apoyo de la Fundación Margarethe und Rudolf Gsell-Stiftung participarán una treintena de voluntarios de WWF, que realizarán labores de sensibilización entre la población local y los visitantes. También se organizarán pequeñas excursiones a bordo del WWF Solar para divulgar cuestiones como la pesca responsable, la protección de los ecosistemas marinos o las energías renovables

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!