En tiempos donde todo se pone en entredicho, no hay como mirar atrás y retroceder en la Historia: no repetirla en algunos casos y querer revivirla en otros. Corría el siglo II a.C. cuando Cantón el Viejo, senador romano, formuló Res non verba, una frase que venía a resumir lo que entendían sus conciudadanos romanos por la forma de hacer política. Res non verba significa "Hechos, no palabras". Aplicado a la política, esta máxima poco sentido tiene hoy, pero llevada a nuestro día a día cobra, si cabe, más significado que nunca. Res non verba es de lo que trata este reportaje. Proyectos e iniciativas llevadas a cabo para vivir con una menor dependencia energética. Hechos, no palabras.

El coche eléctrico en Palma

Palma ocupa la primera posición en cuanto a movilidad de las 25 ciudades analizadas de España. Así se desprende del estudio 25 ciudades españolas sostenibles, elaborado por Análisis e Investigación, patrocinado por Siemens y verificado por KPMG. Para llegar a esta conclusión, se analizaron diversos indicadores de las 25 ciudades: porcentaje de la población total que va al trabajo en un transporte diferente al automóvil, longitud de red de transporte público en kilómetros por kilómetro cuadrado de área urbana, longitud de la red de transporte público en kilómetros por cada 10.000 habitantes y valoración de actuaciones para la promoción de la movilidad sostenible en la ciudad.

Una de las piezas fundamentales para una movilidad más eficiente es el vehículo eléctrico (VE). El VE es aquel que dispone de uno o varios motores eléctricos para su tracción. Entre las ventajas, está su nula contaminación acústica con la excepción de la rodadura y sus nulas emisiones de gases de efecto invernadero en entornos urbanos al solo moverse gracias a la energía de sus baterías. A día de hoy se comercializan unos 300 modelos diferentes de coches eléctricos.

Todas las ciudades emprenden medidas para facilitar la entrada del VE. Y el ayuntamiento de Palma no es una excepción. Por ejemplo, los VE pueden estacionar de forma gratuita en la zona azul, sin límites de tiempo y sin obligaciones de obtener el ticket. Para ello deben contar con el distintivo Autonómico de Vehículo Eléctrico que facilita Govern de les Illes Balears. Pero no es la única ventaja. A los propietarios de VE se les aplicará una bonificación del impuesto de circulación de un 75%. Además, a día de hoy Palma cuenta con diversos puntos de recarga: uno en la calle Aragón, otro en la calle Conquistador, así como en los principales aparcamientos subterráneos de la capital balear: Antoni Maura-Parc de la Mar, Vía Roma, Marqués de la Sènia-Passeig Marítim, Parc de Sa Riera, carrer Manacor y Santa Pagesa. Además se tienen los primeros 30 minutos de estacionamiento gratuito.

AENA y Correos

Estos dos organismos públicos son todo un ejemplo en el uso del VE en España. Correos dispone de una de las flotas más extensas de VE de España. Son un total de 100 motos, 90 bicicletas. 15 cuadriciclos y 5 furgonetas repartidas por 80 localidades españolas. No superan recorridos de 50 kilómetros y, en consecuencia, no necesitan recargarse durante la jornada de trabajo. Según señalan fuentes de Correos, la siniestralidad de las motos eléctricas es mucho menor que la de las motos de combustión.

El aeropuerto de Palma de Mallorca dispone desde agosto de 2011 de siete vehículos eléctricos Citröen C-Zero. Estos vehículos son turismo y se utilizan para dar servicio a las diferentes actividades aeroportuarias realizadas por las unidades operativas. Utilizan únicamente energía eléctrica que se suministra mediante una infraestructura de recarga compuesta por 12 puntos de recarga repartidos entre el lado aire y el lado tierra. Los automóviles son cargados en las horas valle o nocturnas, cuando el aeropuerto tiene menos demanda de energía eléctrica, de modo que la afección a la instalación eléctrica ya existente es mínima.

El uso de los vehículos eléctricos, entre otros, ha permitido al aeropuerto experimentar, hasta el mes de julio, un ahorro de consumo de combustible del 32% respecto al mismo periodo de 2012. El uso de estos coches favorece considerablemente la disminución de gases contaminantes: por cada uno de los vehículos se evita emitir a la atmosfera, aproximadamente, 1.200kg de CO2 al año cada 10.000 km

Mientras, el coche de combustión?

"Transportes Fornés es una empresa mallorquina fundada en 1952 con la vocación de constituirse en una sólida estructura orientada al servicio de la pequeña y mediana empresa. Trabaja a nivel local, regional, nacional e internacional", explica Enrique López, director general de Grupo Fornés. La cuenta de gasto derivada del transporte es lo suficientemente elevada como para plantearse diferentes opciones para incrementar la eficiencia del combustible. "Podemos hacerlo mediante biocatalizadores 100% de origen vegetal (de materias no alimentarias), aditivos para el combustible como gasolina, gasoil, fuel, etanol o biodiesel", explica Bartomeu Rosselló, ingeniero técnico industrial y consultor ambiental en acústica aplicada y eficiencia energética. "El efecto de funcionamiento del biocatalizador EuroAd radica en debilitar la estructura molecular del hidrocarburo para facilitar la reacción del carbono y de la absorción del oxígeno durante la combustión, limitando de este modo la formación de residuos y partículas de carbono mediante una combustión más completa. Con él se obtienen unos ahorros medios de entre el 10%y el 15%", añade Rosselló.

Transportes Fornés utiliza el biocatalizador aditivo para combustible EuroAd en su depósito primario de abastecimiento en la sede central de Mallorca desde hace casi un año. "Hemos podido constatar una evidente reducción de las emisiones de nuestros vehículos, de directa apreciación organoléptica y constatada en las ITV periódicas. Visualizamos una tendencia de ahorro de combustible, cuya cuantificación concluiremos al final del ejercicio con las comparativas anuales de recorridos y similitud de cargas o regímenes de funcionamiento", desgrana López. Y añade, "las medidas adoptadas nos permiten ser mucho más eficientes energéticamente en nuestra flota de vehículos, a la vez que consecuentes con nuestro entorno"

Energía en el WC

La Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado de Palma, Emaya, está en disposición autoabastecer de energía eléctrica a la Estación de Depuración de Aguas Residuales del Pla de Sant Jordi (EDAR I) y vender el excedente de esta producción al mercado. Esto ha sido posible gracias al proceso de cogeneración de biogás procedente de los lodos generados en las dos depuradoras. El director técnico de Emaya, Llorenç Mestre, asegura que "desde hace tres años, Emaya dispone de una planta de producción y aprovechamiento energético de biogás en la EDAR 1". Este biogás se obtiene de la digestión conjunta de los lodos procedentes de las dos. Tras el visto bueno del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para proceder a la cogeneración de este biogás, Emaya ha obtenido una parte de energía calorífica suficiente para mantener la temperatura de los digestores y una parte de energía eléctrica que se utiliza para compensar el consumo propio mensual. Esta energía eléctrica genera un excedente que, en momentos puntuales, se pueden vender en el pool del mercado. Según Mestre, "el objetivo es el de poder incrementar el proceso de biodigestión para así disponer de más excedentes de energía eléctrica y apostar por la energía renovable que, principalmente, ha de servir para el autoabastecimiento. Estamos evaluando la posibilidad de realizar interconexiones con redes propias desde la EDAR 1 hasta instalaciones próximas de Emaya a las que suministrar energía eléctrica con coste cero". En la actualidad, el biogás generado en la EDAR 1 aporta más del 80% del consumo eléctrico mensual de la estación depuradora y permite vender en torno al 5% de la energía producida. El funcionamiento de la EDAR I supone un consumo energético mensual por valor de 90.000 euros de los cuales el 80% está producido por la planta de cogeneración, es decir, un ahorro del orden de los 70.000 euros mensuales. A esta suma, cabe añadir los 5.000 euros de ingresos obtenidos por la venta del mencionado excedente del 5% de energía generada a partir de la biodigestión de los lodos.

Algaida: pueblo eficiente

En marzo de 2011, el ayuntamiento de Algaida se adhirió al Pacto de Alcaldes, una iniciativa en la que participan ayuntamientos y ciudadanos de toda la Unión Europea con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en su territorio. Con esta adhesión, el Ayuntamiento de Algaida se comprometió a elaborar un inventario de emisiones y a hacer un Plan de Acción para la Energía Sostenible, PAES, en el plazo de un año. De entre los datos que recogía el inventario, destaca un ligero aumento de las emisiones del municipio afectadas por el PAES en un 0,4% pasando de las 26.720,8 toneladas de CO2 en 2005 a las 26.832,8 toneladas en 2009. La principal fuente emisora fue la energía eléctrica con un 51,3% de las emisiones. A partir de estos datos se elaboró el PAES que recoge acciones en diferentes ámbitos: equipamientos, transporte público y privado, alumbrado, etc., con el objetivo de reducir en un 26% las emisiones del municipio. Durante este último año, el Ayuntamiento ha llevado a cabo buena parte de las acciones, centrándose en aquellas que suponen un ahorro económico o un ejemplo de eficiencia y protección ambiental.

En este sentido, el Ayuntamiento llevó a cabo una auditoría de todo el alumbrado público del que se obtuvieron una serie de recomendaciones que se han ido implantando en este último medio año: se han instalado equipos de protección y medición eléctrica del suministro, se han sustituido las bombillas de mercurio por otras de vapor de sodio, se han instalado relojes astronómicos para el encendido del alumbrado y, sobre todo, se ha instalado un dispositivo de control centralizado de la energía que permitirá la implantación de un sistema de control energético. Con estas medidas, el Ayuntamiento de Algaida espera ahorrar 16.475 euros anuales, por lo que espera que la inversión quede amortizada en 5 años. Paralelamente, el Ayuntamiento está trabajando en la eficiencia de los edificios públicos. Destaca la instalación de placas solares en el pabellón deportivo Andreu Trobat que producen 2,1 MWh anuales y que genera ingresos directos al Consistorio.

Todas estas medidas se quieren realizar con la participación de la ciudadanía. Por ello, destaca el convenio firmado al inicio el curso escolar con el colegio público Pare Bartomeu Pou, primer centro de Balears en sumarse al proyecto europeo denominado Red Euronet 50/50. "Este proyecto tiene como principal objetivo ahorrar energía y que el dinero procedente de este ahorro se reinvierta en educación. En el convenio firmado, el Ayuntamiento se comprometía a abonar el 50% del ahorro al centro para que lo dedicara a lo que considerasen oportuno", explica Francesc Miralles, alcalde de Algaida. Inicialmente se formó un equipo energético formado por un grupo de alumnos de sexto de primaria, la directora del centro y un equipo de educadores de GRAM, consultora especializada en educación ambiental que ha coordinado la implantación del proyecto. El equipo energético realizó la auditoría energética del centro orientada a las posibilidades y objetivos del proyecto, visitando las instalaciones consumidoras de energía como calderas, palcas solares o aires acondicionados así como recibir los conocimientos básicos sobre el tema.

Según el procedimiento del Euronet, el equipo energético analizó los resultados obtenidos y elaboró un Plan de Acción para conseguir el objetivo principal de ahorro energético. Algunas de las acciones que propusieron los alumnos fue la redacción de una carta dirigida a la Dirección donde se proponían todas las acciones que llevarían a cabo; la creación de una cartelería específica ubicada en puntos significativos de consumo; la reducción de la zona de detección de los sensores de presencia de los baños evitando así que se encienda y se apague la luz cuando se transite por el pasillo; la elaboración de una guía de buenas prácticas, etc. "Los resultados exactos de las acciones de ahorro propuestas por el equipo energético se verán reflejados a finales del curso 2013-2014", apostilla Francesc Miralles. Para celebrar el éxito del proyecto energético se realizó un video que, además de sensibilizar al resto de compañeros, sirvió para homenajear a todo el equipo involucrado en el proyecto. El video se puede ver en http://youtu.be/Ls12Upw4dqY.

Reportaje que terminamos con dos últimas recomendaciones. Ubi concordia, ibi victoria, que significa "Donde está la unidad está la victoria". Y para los momentos de creatividad donde uno tira de Google para saber el significado de las cosas, pongan en entredicho las páginas que traducen Res non verba por "Las vacas no hablan". Ya lo saben, Timendi causa est nescire, Séneca.