02 de julio de 2013
02.07.2013

Tres sistemas, un mismo objetivo

Que una playa tenga bandera azul, la Q de calidad turística o el certificado ISO 14001 garantiza unos estándares ambientales mínimos para los bañistas

02.07.2013 | 19:48
Capdepera es el primer municipio en instalar estas cajas fuertes.
Actualmente existen diferentes sistemas para evaluar la calidad ambiental de las playas. Con más o menos acierto y grado de aceptación y conocimiento entre la población, lo cierto es que aseguran unos mínimos estándares ambientales para evitar a los bañistas sorpresas desagradables. Estos son los tres sistemas más habituales

Banderas azules
Las playas españolas este año han obtenido 551 banderas azules y los puertos, 97. En total, esto supone 11 distintivos más que en 2012 o lo que es lo mismo, obtenemos el mejor resultado histórico desde la concesión de estos galardones. Así una de cada seis playas españolas tiene bandera azul.
"A todo ello hay que sumar que la calidad del agua de las playas españolas es excelente en el 87% de las zonas costeras sometidas a examen en el 2012, según el informe recientemente publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente. Esto significa que estamos por encima del 81%, la media europea", explica Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Las comunidades que han ganado banderas son Comunidad Valenciana (7), Cantabria (3), Cataluña (3), Andalucía (2), Galicia (2) y Canarias (1). Balears ha perdido algunas por falta de socorristas en calas pequeñas donde legalmente sólo es necesario uno, cuando la organización que concede los galardones opina que deben haber dos. En las islas han sido un total de 62 las banderas azules conseguidas en 2013, seis menos de las obtenidas durante el año pasado. De estas 62, 46 han correspondido a las playas y las 16 a puertos deportivos.
La bandera azul promueve y premia la participación en iniciativas ambientales voluntarias de las autoridades municipales, la población local y visitante y los agentes del sector del turismo. España presenta anualmente unas 800 candidaturas, que supone más del 85% de la población litoral local y visitante.
Las banderas azules se conceden por un jurado internacional presidido por la
Foundation for Environmental Education que cuenta con la participación de las Agencias de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Turismo. De este jurado ha formado parte el Ministerio para valorar si las playas presentadas cumplen con los requisitos exigidos por la normativa vigente sobre Costas.
A nivel mundial este año se han otorgado un total de 3.729 banderas azules (3.100 playas y 629 puertos) en el hemisferio norte y por primera vez se han incorporado al listado países como Israel y México.

Q de calidad
Hace unos días, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, presidió la entrega de las Banderas "Q" de Calidad Turística a playas e instalaciones náuticodeportivas, acompañado por la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, y el presidente del Instituto para la Calidad Turística, Miguel Mirones. El ministro entregó la Bandera "Q" de Calidad Turística a las 174 playas certificadas correspondientes a 93 ayuntamientos y administraciones públicas localizados en 10 comunidades autónomas así como a las 15 instalaciones náuticodeportivas que han conseguido el distintivo.
El ministro de Industria, Energía y Turismo destacó en su intervención la fortaleza del turismo vacacional y de sol y playa, que atrae al 75% de los turistas que visitan España cada año y la importancia de ofrecer la máxima calidad en las instalaciones y en los servicios ofrecidos a los usuarios. Dado que existen destinos emergentes cuya principal ventaja competitiva respecto a España se basa en el precio, nuestro país debe mantener e impulsar la máxima exigencia de la calidad como elemento diferenciador de nuestra oferta.
En este sentido, la campaña Banderas "Q" de Calidad Turística es un instrumento que sirve para mejorar los servicios que se prestan a los turistas en nuestras playas y generan valor añadido a la oferta de nuestro país. La "Q" de Calidad Turística se inserta dentro del Sistema Integral para la Calidad Turística español, proyecto que implica la cooperación y la participación de los tres niveles de la Administración pública: estatal, de las comunidades autónomas y municipal, así como del sector privado.
La colaboración entre el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Instituto para la Calidad Turística Española tiene como objetivo dar a conocer la imagen del producto turístico español a través de un sistema de calidad reconocido tanto en el ámbito nacional como internacional y, además, autorregulado para implicar a todos los subsectores del turismo español.
El Instituto para la Calidad Turística, organismo encargado de otorgar la Marca "Q", es una entidad privada de certificación especialmente creada en el año 2000 para el desarrollo de la calidad en el sector turístico. Sus miembros son las organizaciones empresariales turísticas más importantes de este país. Cuenta también con la participación de la Secretaría de Estado de Turismo, las comunidades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias.

ISO 14001
La implantación del sistema internacional ISO 14001 es otro método para evaluar la calidad ambiental de las playas. Un ejemplo lo tenemos en Capdepera. Las playas de cala Mesquida, cala Agulla, Cala Lliteres, cala Gat, Son Moll, Font de sa Cala y Canyamel disponen del certificado. Un certificado en vigor desde el mes de octubre de 2009.
"Cabe recordar que los principales beneficios de la ISO 14001 a las playas son: una mejora para la imagen del municipio como destino turístico, una mejora ambiental, ahorrar costes, un aumento de la motivación del personal, una mejora de la calidad de vida de sus habitantes y llevar a cabo un desarrollo respetuoso con el medio ambiente", explica Albert Llull, concejal de Medio Ambiente y Turismo del Ajuntament de Capdepera.
Así, durante estos años se ha trabajado en mejorar la recogida selectiva, asegurar una correcta selección de residuos peligrosos y especiales, establecer un control en el gasto de agua y luz, realizar analíticas de agua y de arena, usar técnicas de limpieza de la arena, entregar información a los usuarios de las playas y de aumentar la vigilancia.
"Este año se han renovado los carteles informativos y se han instalado papeleras de recogida selectiva. Además, en Cala Agulla se han instalado duchas de agua dulce y un lavapiés de agua salada además de alargar la pasarela de madera por encima de la playa, entre otros", explica Llull.
La novedad en las mejoras es la instalación de una caja fuerte con contraseña en cada una de las sombrillas. Sujetada al palo, se ha colocado una caja que sirve de apoyo, de caja fuerte y de punto de información. En la parte superior de la caja hay un adhesivo con diversas informaciones como el mapa de la playa con la indicación de donde se encuentran los diferentes servicios, el mapa de la costa de Capdepera con el nombre de las playas, las buenas prácticas ambientales, la información de salvamento y el código QR de Synctur. "Capdepera es el primer municipio en implantar esta mejora que dará seguridad al turista y difusión de la información útil", asegura Llull.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!